Uno de los contenedores que los manifestantes han quemado en Lleida.

Segunda noche de incidentes tras la detención del rapero Hasél

El Periódico