Dos mujeres muestran el retrato de un familiar desaparecido. Unos 400 saharauis han desaparecido desde principios de los años setenta en el marco del conflicto armado y la represión política de Marruecos contra la población civil de las zonas ocupadas. Durante décadas no hubo ningún tipo de información sobre el paradero de los desaparecidos. El Gobierno marroquí reconoció en 1999 que 43 desaparecidos saharauis habían muerto durante la detención. En diciembre de 2010, el Consejo Consultivo de Derechos Humanos de Marruecos publicó en internet un informe con referencia a 207 casos de desaparecidos, dándoles por muertos debido a las condiciones del encarcelamiento, en medio de sufrimientos o en enfrentamientos militares. Según la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA), las informaciones proporcionadas fueron limitadas, fragmentadas e imprecisas. Tampoco se informó sobre el destin final de los cuerpos de las víctimas. La desaparición forzada es un crimen de lesa humanidad y tiene carácter de delito permanente. Campamento saharaui de Auserd, octubre de 2016.

'Violencias. Mujeres. Guerras', el nuevo libro del fotoperiodista Gervasio Sánchez

GERVASIO SÁNCHEZ