«¡Mujer, despierta!»: la Revolución Francesa. Aunque desdibujadas por la historia, estuvieron en la toma de la Bastilla y, armadas con cuanto pudieron, marcharon hasta Versalles en 1789 para hacer volver al rey cuando en París ya no quedaba pan. Las revolucionarias reclamaron educación, trabajo y derechos políticos, y pronto se dieron cuenta de que, con ellas, sus compañeros se comportaban como «aristócratas». «¡Mujer, despierta!», dijo Olympe de Gouges. Acabó en la guillotina.

8M: DÍA INTERNACIONAL DE LAS MUJERES

10 fotografías icónicas feministas: de la Revolución Francesa al #MeToo

EL PERIÓDICO