Entre la cerámica reaprovechada figuran también algunos fragmentos de un vía crucis.

La Barcelona rural, bajo el asfalto

Martí Alós / Ernest Alós