07 ago 2020

Ir a contenido

    SUCIEDAD Y RATAS EN EL CIRCUITO BUDA

    Las peculiaridades de la India desconciertan a los pilotos de fórmula 1

    Las estrellas del Mundial sufren para pasar el control de inmigración en Nueva Deli días antes del gran premio del país asiático

    MIGUEL MARTÍNEZ / Oviedo

    La suciedad, las ratas vivas y muertas en el circuito Buda, un tráfico horrible en la ciudad y muchos problemas en los controles de inmigración han recibido en Nueva Deli al gran circo de la fórmula 1. La India acoge por primera vez una carrera del Mundial bajo la sospecha de que no todo estará a punto el próximo domingo.

    Los agricultores expropiados para construir el circuito amenazan con movilizaciones, lo mismo que los trabajadores de las televisiones locales que no entienden por qué no pueden entrar en la instalación. 5.000 operarios intentan limpiar la pista de una enorme capa de polvo, mientras los pilotos y los  miembros de los equipos intentan adaptarse a tan peculiar sede.

    "Me daba un poco la impresión de que los indios realmente no querían vernos", ha explicado el piloto alemán de Virgin Timo Glock a su llegada al circuito. "Espero que los aficionados nos lleven más cerca del corazón que las autoridades de inmigración locales", ha añadido. A su compatriota Nico Rosberg, que llegó a Nueva Deli el martes, le fue denegada en un primer momento la entrada al país. Heikki Kovalainen también se mostró disgustado: "Tendría para rellenar 70 páginas. Es increíble lo complicado que fue".

    Muchos de los periodistas tuvieron que acudir previamente a la embajada india en cada país para conseguir un visado, y ni así, en algunos casos, han podido pasar la aduana con las cámaras. La sensación de desconcierto se acentúa en una ciudad donde el tráfico es insoportable y las condiciones de salubridad, insuficientes. En el propio circuito Buda se ven ratas y multitud de insectos muertos, producto de una reciente desratización, aunque insuficiente para desterrar la imagen de degradación de una instalación que ha costado 250 millones de euros.

    Rusia también se suma al circo

    Pero los países siguen pegándose por organizar un gran premio de fórmula 1. La India planea otra carrera en Bombay; el alcalde de Nueva Jersey presentó este martes el proyecto de circuito frente al río Hudson (con el perfil de Manhatan como fondo) con el que EEUU disfrutará de dos carreras --Austin debuta el próximo año-- desde el 2013 hasta el 2023, y hace horas se ha sabido que Rusia ha llegado a un acuerdo con Bernie Ecclestone (nadie diría que ya ha cumplido 80 años) para organizar un gran premio a partir del 2014.

    Sorprende la sede, Sochi, el escenario de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno. “Hemos destinado 5.854 millones de rublos (160 millones de euros) para este proyecto”, ha explicado a la agencia Reuters Alexander Ivanov, gobernador de la región de Krasnodar.