OPINIÓN

FP Dual, una apuesta firme en Jesuïtes El Clot

Esta modalidad proporciona al alumnado mayor autonomía y madurez

Las empresas valoran las competencias personales, en las que hace hincapié la escuela

Estudiante manipulando una instalación

Estudiante manipulando una instalación

4
Se lee en minutos
Francesc Pozo Montesino, Responsable FP Dual en Jesuïtes El Clot

En la finalización del curso 2011-2012 surgió la propuesta de Formación Profesional en Modalidad de Alternancia Dual en Jesuïtes El Clot, como una nueva manera de enfocar la formación profesional. En estos tiempos, cuando los efectos de la crisis aún eran palpables, pensamos que era una propuesta atrevida, pero que era una línea de trabajo importante a trabajar, para las perspectivas de futuro tan favorables que representaba el proyecto. 

De esta forma, empezamos a establecer contacto con las empresas con las que ya trabajábamos con las FCT –formación en centros de trabajo– y les presentamos el proyecto. La acogida y aceptación fueron realmente importantes, la práctica totalidad de las empresas que visitamos vieron clara la viabilidad de la propuesta y las posibilidades que ofrecía esta nueva modalidad de relación entre la Escuela y la Empresa. 

Ahora hace ya 10 años que estamos trabajando con esta modalidad de formación y hemos podido certificar el éxito de la apuesta realizada en su día, las valoraciones que tenemos del alumnado que ha participado del proyecto Dual son significativas y, desde el punto de vista de la empresa, un dato cuantitativo que es suficientemente explícito es que el 87% de los alumnos y alumnas que han estado en la empresa en modalidad FP Dual, o han quedado contratados o bien han mantenido alguna relación laboral con estas empresas –contrataciones temporales en época de verano, sobre todo para alumnos y alumnas que hacen estudios universitarios una vez finalizada la FP–.

Con años de experiencia en FP Dual, hemos podido sacar una serie de conclusiones que nos han permitido una mayor experiencia a la hora de concretar la aplicación del proyecto Dual en Jesuïtes El Clot, con los y las alumnas y con las empresas. En esta línea, podemos resaltar una serie de aspectos: el salto cualitativo del alumnado que ha estado en la empresa, tanto en la asimilación de los conceptos como en las habilidades en los talleres de prácticas; la asimilación de la importancia del trabajo en equipo; el cambio en la madurez del alumno o alumna, ya que ve su incorporación al mundo laboral como una realidad; y se detecta un cambio en las competencias personales del alumnado, con una mayor autonomía, más proactividad, y seriedad para tratar con las personas que lo rodean. 

Actualmente en Jesuïtes El Clot estamos impartiendo la FP Dual en cinco ciclos formativos, cuatro de ellos de grado superior: Automatització i Robòtica Industrial; Automoció; Manteniment d’instal·lacions tèrmiques i de fluids; Mecatrònica Industrial; e Instal·lacions frigorífiques i de climatització, este último de grado medio. 

El alumnado que se matricula en estos ciclos hace el primer curso presencial en la escuela, donde se imparten los conocimientos necesarios para poder incorporarse a las empresas con garantías. Esos alumnos o alumnas que durante el primer curso demuestren un expediente académico correcto y una madurez personal adecuada, se incorporan al proyecto Dual. 

Noticias relacionadas

En estos casos, las empresas con las cuales tenemos convenios de colaboración vienen a la escuela y explican su proyecto al alumnado. Con esta explicación, las alumnas y los alumnos escogen en qué empresa quieren hacer la Dual en función de diferentes aspectos como: el tipo de trabajo que realizarán, las posibilidades de incorporación una vez acaben la formación o los aspectos logísticos como el transporte o la localización. Los y las alumnas seleccionados están durante el segundo curso –nueve meses– compatibilizando los estudios presenciales en la escuela con los aprendizajes en la empresa y, en este periodo, disponen de una beca económica y la empresa les da de alta en la Seguridad Social. Además, durante este periodo, un tutor o tutora de la escuela y un tutor o tutora de la empresa se reúnen periódicamente para hacer un seguimiento y evaluar los aprendizajes. De hecho, cuando el alumno o alumna acaba la formación Dual, el tutor de la empresa pone nota a los aprendizajes mediante unas rúbricas y esta nota tiene una incidencia sobre la nota oficial del ciclo formativo. De esta forma se consigue una mayor implicación de la empresa y un mayor estímulo para el alumnado. 

Es necesario acentuar que las empresas no piden al alumnado unos grandes conocimientos técnicos a la hora de incorporarse: las empresas siempre nos dicen que ya les aportarán la formación complementaria que puedan necesitar, pero sí que piden una serie de actitudes en el alumno o alumna, como seriedad, respeto y ganas de aprender. Es decir, una serie de competencias personales que en la escuela y desde las tutorías personalizadas que llevamos a cabo, trabajamos desde que el alumnado empieza sus estudios. Podemos concluir indicando que la aplicación de la Formación Profesional Dual ha supuesto un salto cualitativo en el aprendizaje del alumnado y una mejora en la relación entre la escuela y la Empresa. Es necesario continuar trabajando en esta línea si queremos que los chicos y chicas que estudian una formación profesional puedan incorporarse al mercado laboral con todas las garantías.

Temas

Apuntes