APRENDER A ESTUDIAR

Sophia Chua-Rubenfeld aconseja sobre las mejores técnicas de estudio

La experta se graduó en la prestigiosa Universidad de Harvard con un título en Filosofía en 2015. Como hija de Amy Chua, profesora de derecho en la Universidad de Yale, tiene buenos hábitos de estudio que ha decidido compartir

A la hora de estudiar no hay magia, sino motivos por los que hacer bien tu trabajo

A la hora de estudiar no hay magia, sino motivos por los que hacer bien tu trabajo

3
Se lee en minutos
  1. Elije las clases que te interesen. De esa manera, estudiar no se percibe como un trabajo esclavo. Si no quieres aprender, no puedo ayudarte.

  2. Haz amigos. Alternar tiempos de ocio y relajar la mente con conversaciones amistosas ayuda a despejarse. ¡Y pueden pasarte los apuntes!

  3. Estudia menos, pero estudia mejor. Por las mañanas se rinde más que por las noches, aprovecha las primeras horas del día, cunde más. 

  4. Evita el piloto automático a toda costa. entender lo que leemos ayudará a retener el contenido.

  5. Vago es malo. Hacer el vago delante de los libros es una pérdida de tiempo.

  6. Escríbelo. Para memorizar algo mejor escribirlo, ayuda al cerebro a grabar la imagen de lo estudiado.

  7. Chúpalo, abróchate el cinturón, hazlo. Absorbe todo el conocimiento que puedas y no economices esfuerzos.

  8. Preséntate. Todo tendrá mucho más sentido de esa manera y, a la larga, te ahorrarás mucho tiempo.

  9. Toma notas a mano. No conozco la ciencia detrás de esto, pero hacer cualquier cosa a mano es una forma de grabarlo en tu memoria. Y si te aburres, pues podrás garabatear.

  10. Sal de la biblioteca. El mero hecho de estar en una biblioteca no te llena de conocimiento. Además, las personas que llevan comida y mantas y se quedan allí durante la semana de exámenes comienzan a oler raro. Vete a casa y báñate. 

  11. Haz un poco todos los días, pero no dejes que sea todo tu día. “Esta tarde, leeré un capítulo de algo y haré la mitad de un conjunto de problemas. Luego, veré un episodio de South Park e iré al gimnasio.

  12. Date un incentivo. No hay nada peor que un enorme abismo de tiempo de estudio. Si sabes que vas a salir en seis horas, es más probable que hagas algo.

  13. Permite que sus amigos confisquen su teléfono cuando te atrapen jugando Angry Birds. Ah, y si crees que necesitas un descanso, probablemente no sea así.

  14. Deja de subrayar. Es parte de tu piloto automático. Te desconectas, miras hacia abajo y, de repente, tienes cinco páginas de color verde neón que no recuerdas haber leído. En su lugar, escribe notas en los márgenes.

  15. No copies por copiar. No aporta y es sombrío.

  16. Lee todo lo que puedas. Este hábito tan saludable ayuda a tu cerebro a asimilar información.

  17. Sé un lector inteligente, no un robot. Pregúntate: ¿Qué está tratando de demostrar el autor? ¿Cuál es la progresión lógica del argumento? Por lo general, puedes responder a estas preguntas leyendo la introducción y la conclusión de cada capítulo.

  18. No leas todo, pero comprende todo lo que lees. Es mejor tener una comprensión profunda de una cantidad limitada de material que tener una comprensión vaga de un curso completo. Una vez más: vago es malo. 

  19. Viñetas y resúmenes. Las imágenes y claves son más fáciles de retener que interminables párrafos.

  20. Si no lo entiendes, definitivamente caerá en el examen. Solución: siempre está en los libros de texto, y acude a Internet si lo necesitas.

  21. La gente a menudo desprecia la memoria. Noticia de última hora: incluso en grandes bastiones intelectuales como Harvard, se le pedirá que memorice fórmulas, nombres y fechas. Para memorizar eficazmente: deja de leer su lista una y otra vez. No funciona. Dilo en voz alta y escríbelo. 

  22. Pide a tus amigos (a los del punto 2) que te escuchen mientras les explicas un concepto difícil. 

  23. Intenta averiguar dónde encaja un concepto específico en el curso como un todo. Esto te ayudará a aprovechar los grandes temas (cada clase tiene grandes temas), lo que agilizará lo que necesitas saber. Puedes aprender un millón de hechos, pero hasta que no comprendas cómo encajan, no lo comprenderás del todo.

Temas

Apuntes