12 jul 2020

Ir a contenido

APUNTES

Formación que se adelanta al futuro

Los grados, másteres y posgrados de la UOC están pensados para los retos laborales del siglo XXI

Estudiante utilizando medios telemáticos de formación.

Estudiante utilizando medios telemáticos de formación.

La Universitat Oberta de Catalunya, que  nació en 1995 con un modelo de aprendizaje propio, es pionera en el uso de internet, y su propuesta se basa en estudiar, mediante un campus virtual, desde cualquier lugar y en cualquier momento. Veinticinco años después, se ha alcanzado un nivel de experiencia que le permite ofrecer una formación superior de reconocida calidad en línea e incluso asesorar a otras universidades y otros países para ampliar los sistemas de educación superior por medio de los estudios no presenciales.

En la actualidad cuenta con 73.081 estudiantes en 134 países y 77.956 graduados y graduadas. Ofrece 25 grados, 48 másteres universitarios, 4 doctorados y 295 másteres propios, posgrados y especializaciones. La oferta oficial, acreditada por las agencias de calidad, se complementa con 396 seminarios, cursos de idiomas, cursos de formación profesional, asignaturas libres y MOOC.

Como universidad global con un modelo no presencial de aprendizaje, prepara al estudiante para afrontar los retos de una ciudadanía global. Los expertos ya señalan que, con la crisis del coronavirus, se transformarán los sistemas sanitarios, la economía, la política y la cultura de todo el mundo.

CAPACIDADES

Como institución orientada a la formación a lo largo de la vida, esta universidad está especialmente bien situada para promover la adaptación de personas y organizaciones ante los cambios que redefinen las relaciones productivas y el mercado de trabajo. 

El último informe del Foro Económico MundialJobs of Tomorrow: Mapping Opportunity in the New Economy (2020), pronostica que las categorías profesionales que generarán más oportunidades laborales en la economía global serán las relacionadas con la adopción de nuevas tecnologías (economía verde, economía de datos, inteligencia artificial, ingeniería, informática en la nube y desarrollo de productos). Las profesiones emergentes también reflejarán la importancia de la interacción humana, con un incremento de la economía de los cuidados, el márketing, las ventas, los contenidos y la gestión de las personas. Según este informe, el tándem de factores digitales y humanos impulsará el crecimiento de las profesiones del futuro. Desde la UOC, se apuesta por la interacción entre las ciencias humanas y sociales y la tecnología, en el ámbito de siete estudios o áreas de conocimiento: Artes y Humanidades; Psicología y Ciencias de la Educación; Ciencias de la Información y de la Comunicación; Derecho y Ciencia Política; Economía y Empresa; Informática, Multimedia y Telecomunicación, y Ciencias de la Salud.

Un escenario para que los profesionales formados en la UOC salgan equipados con criterios conceptuales y metodológicos para desarrollar su trabajo críticamente y con ideas innovadoras, imprescindibles para afrontar los retos sociales del siglo XXI.