Ir a contenido

UPF

Una transformación de la educación superior

UPF Barcelona School of Management implementa un nuevo modelo de formación e imparte asignaturas transversales a todos los másteres

DARÍO REINA / Barcelona

Nueva tipología de aula en la Barcelona School of Management.

Nueva tipología de aula en la Barcelona School of Management.

La Barcelona School of Management (la escuela de másteres y posgrados de la Universitat Pompeu Fabra) imparte alrededor de un centenar de programas, universitarios y propios, en ocho áreas de conocimiento distintas. Desde disciplinas más clásicas como Administración y Dirección de Empresas, Contabilidad y Finanzas o Márketing y Comunicación, a otras menos comunes, como Edición, Gestión Pública, Ciencias de la Salud, Videojuegos, Animación o Creación Literaria. Una variedad de programas que sorprende por su diversidad, pero que la UPF Barcelona School of Management ha convertido en su valor diferencial. 

“Hoy día, sea el que sea, el mercado demanda perfiles profesionales más polivalentes y multidisciplinares, con capacidad de ser resolutivos, con pensamiento crítico, creatividad y una visión más transversal. Todo esto ya no se puede conseguir solo con la transmisión de conocimientos dentro de un aula. Son necesarias nuevas herramientas, exposición a nuevos contextos y espacios de trabajo para estimular y transformar a los estudiantes, para garantizar aprendizajes efectivos y relevantes más allá de unos buenos contenidos”, explica Daniel Serra, decano de la escuela.

PROPUESTA FORMATIVA

La UPF Barcelona School of Management defiende la transdisciplinariedad como el contexto idóneo para generar entre los estudiantes competencias de creatividad, innovación, disrupción y exploración, que los convierta en profesionales con capacidad para afrontar los retos de futuro.

Con este objetivo, la escuela ha comenzado a implementar un nuevo modelo de formación y a impartir materias de forma transversal a sus estudiantes sea cual sea el máster o posgrado que hayan escogido. Los estudiantes de las diferentes disciplinas comparten así asignaturas como Análisis de datos y gestión basada en evidencias, Comunicación y Storytelling, Project Management y Ética y Sostenibilidad.

“Fomentamos la interacción entre estudiantes de diferentes programas y al mismo tiempo creamos un ADN común como escuela”, apostilla Serra.

Conscientes de estar viviendo un tiempo de cambios profundos y de nuevas tendencias educativas, económicas y sociales, la UPF Barcelona School of Management ha comenzado a trabajar con una nueva propuesta de formación basada en el proyecto individual, el 'mentoring' y la personalización del aprendizaje, adaptable a las necesidades de cada estudiante.

En este modelo, los estudiantes se convierten desde el inicio de curso en sujetos activos del aprendizaje: eligen un reto profesional que convierten en su proyecto individual y, bajo la supervisión de un mentor académico, este proyecto se convierte en el eje vertebrador que articula las necesidades formativas y los conocimientos clave que debe adquirir durante el curso. Este modelo defiende el 'learning by doing' (aprender haciendo) como método que permite al alumno terminar el programa no solo con mayores aptitudes y conocimientos, sino con la experiencia de haber gestionado y realizado un proyecto real de principio a fin.

Nuevo modelo de clases

El edificio Balmes de la UPF Barcelona School of Management ha estrenado las primeras aulas de su proyecto de reforma docente aplicado a los espacios. Han sido concebidas como grandes espacios polivalentes que dejan atrás las tradicionales hileras de mesas y sillas y las tarimas del profesorado para dar vida a nuevas distribuciones con un mobiliario modular y dinámico y una mayor apuesta por la tecnología, el 'streaming, la iluminación y la sonorización.