Ir a contenido

OBRA SOCIAL LA CAIXA

Una ayuda clave para la inclusión social de los jóvenes extutelados

La Obra Social La Caixa ya ha facilitado la formación de 157 becados desde el año 2009

ALBERTO GONZÁLEZ / Barcelona

Jaume Giró y Dolors Bassa junto a algunos de los jóvenes becados.

Jaume Giró y Dolors Bassa junto a algunos de los jóvenes becados.

Al hablar de desamparo, desnutrición o falta de higiene de niños o adolescentes podríamos pensar en contextos sociales lejanos. Pero, lamentablemente, estas situaciones de desprotección o maltrato siguen produciéndose aquí y ahora, acarreando profundas consecuencias emocionales y físicas en los jóvenes. Ante estas situaciones, la Administración pública es la encargada de velar por los derechos de estos menores, promoviendo su bienestar (a través de toda una serie de recursos) y contribuyendo a su desarrollo personal.

Sin embargo, cuando alcanzan la mayoría de edad, concluye inicialmente esta tutela y los jóvenes vuelven a toparse con un nuevo reto: Reinsertarse en la sociedad después de haber pasado gran parte de sus vidas al amparo de la Administración. Carecen, por tanto, de una red externa que les acompañe, apoye y proteja, y tienen que empezar a aprender a administrar sus propias vidas por sí mismos. A esto se añade que, en su mayoría, salen del sistema de protección de la Generalitat sin trabajo o con un nivel precario de estudios.

OBJETIVO

Centrándose en este proceso de transición a la edad adulta, la Obra Social La Caixa dispone de un programa de apoyo económico para este colectivo. Se trata de unas becas para jóvenes extutelados de entre 18 y 24 años cuyo objetivo es apoyarles para que prosigan la formación reglada, potencien sus competencias académicas y, de esta forma, puedan acabar emancipándose.

El paso a la edad adulta suele generar ciertos miedos a estas personas

Según el programa, cada joven recibe una prestación de 519,12 euros al mes mientras cursan los estudios escogidos (desde ESO a la universidad, pasando por bachillerato o ciclos formativos).

Desde que se pusiera en marcha en el año 2009, un total de 157 chicos y chicas han formado parte del programa, lo que se traduce en una inversión de casi dos millones de euros por parte de la entidad.

HOMENAJE

En reconocimiento a los jóvenes que ya han pasado por el programa, ayer se celebró un acto en Barcelona, al que asistieron el director general de la Fundación Bancaria La Caixa, Jaume Giró, y la consellera de Treball, Afers Socials i Famílies, Dolors Bassa. “Todos vosotros sois un ejemplo de superación, de responsabilidad y de perseverancia”, dijo Giró a los asistentes. “Este reconocimiento que hoy os hacemos no es solo por haber conseguido finalizar los estudios con éxito, sino porque habéis demostrado un afán de superación inmenso y una capacidad de lucha inagotable”, añadió la consellera.

“Estos jóvenes han tenido que tomar decisiones y madurar a un ritmo exprés. Este ritmo, el de encontrar trabajo y emanciparse, les podría haber hecho abandonar sus estudios. Y, como sociedad, no nos podemos permitir desperdiciar talentos como los suyos. Es por eso que damos apoyo económico a los jóvenes que han querido proseguir sus estudios formativos para mejorar sus oportunidades”, concluyó Giró.

BALANCE

La última edición del programa (correspondiente al curso 2016-2017) ha contado con la participación de 46 jóvenes (20 chicos y 26 chicas). Entre otros estudios, han cursado grados de traducción e interpretación, educación social, ciencias de la actividad física y del deporte y relaciones laborales, así como ciclos formativos de grado superior en informática, integración social y química y laboratorio. Según datos de la Obra Social La Caixa, un 87% de ellos han alcanzado con éxito los objetivos de su plan de trabajo individual.

El seguimiento socioeducativo y el acompañamiento son imprescindibles

Entre ellos se encuentra Mamadou Korka, que no pudo participar en el acto de ayer, por encontrarse durante un mes de vacaciones con su familia, en Senegal. “Quiero agradecer la oportunidad que se me ha brindado durante estos últimos seis años. Con esta prestación económica he podido seguir con mis estudios, estudiando el grado superior de desarrollo de aplicaciones web. Siempre me digo a mí mismo: ¿Qué habría sido de mí si no hubiera tenido esta oportunidad?”, se pregunta el joven, quien llegó a España a bordo de una patera hace tres años.

ACUERDOS

El acto de reconocimiento celebrado ayer también sirvió para renovar el convenio de colaboración entre la Obra Social La Caixa y la Conselleria de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat para la atención de jóvenes extutelados.

A través del acuerdo con esta y otras entidades, la Generalitat de Catalunya ofrece a estos jóvenes diferentes programas de apoyo, que incluyen seguimiento socioeducativo, vivienda, apoyo psicológico y supervisión, apoyo económico, inserción sociolaboral y acompañamiento jurídico.

0 Comentarios
cargando