Ir a contenido

Entrevista

Luis Conde: "Queremos abrir el Salón Náutico a la ciudad"

"Somos la principal plataforma de venta del sector", afirma el presidente del certamen

Alberto Larriba

Luis Conde, presidente del Salón Náutico de Barcelona.

Luis Conde, presidente del Salón Náutico de Barcelona.

El presidente del Salón Náutico de Barcelona destaca la apuesta del sector por abrazar la causa de la sostenibilidad en aras a fomentar una navegación futura más limpia y sostenible. Asimismo, destaca la importancia del certamen como plataforma de venta imprescindible para los profesionales de la náutica y anima a visitar un salón que quiere abrirse a la ciudad y conquistar al público que aún no ha probado la experiencia de subir a bordo de una embarcación.   

El Salón Náutico de Barcelona apuesta por la navegación sostenible. ¿Un desafío imposible? En primer lugar, la sostenibilidad es un tema educacional, y tiene que impartirse desde las aulas. Los navegantes son los que más cuidan el mar. El que sube a bordo de un barco sabe que tiene que ser riguroso, ordenado, prudente, trabajar en equipo y obedecer las órdenes del capitán. Por otro lado, las nuevas embarcaciones consumen cada vez menos y equipan motores híbridos y eléctricos, lo que contribuye a disminuir la contaminación. Además, los barcos se fabrican con materiales más livianos y reciclables al final de su vida útil. Todo ello redunda en una náutica más sostenible.

"La principal atracción se centra en la gran variedad de marcas expuestas"

Luis Conde

Presidente del Salón Náutico de Barcelona

A su juicio, ¿cuáles son los puntos más atractivos de esta edición del certamen? Sin duda, la atracción se centra en la gran variedad de marcas expuestas y en las embarcaciones por debajo de los 25 metros de eslora, que son los tamaños más acordes con la orografía de la costa española y la economía de nuestro país. Me gustaría destacar que este año se han expedido 42.000 titulaciones, 12.000 de ellas en Catalunya, lo que refleja el interés que despierta la náutica.

¿Cuál es el reto más importante que afronta el salón? Acercar el salón al público, conseguir que quien no ha probado nunca la experiencia de navegar se anime a hacerlo. Navegar no es caro: seis personas pueden alquilar un velero de 10 metros de eslora por 47 euros al día cada uno.

¿Qué otro aspecto señalaría? Somos la principal plataforma de venta del sector. Hay que estar aquí. Tenemos la suerte de contar con el mejor salón náutico de España y el cuarto de Europa y con el mejor puerto del Mediterráneo, así como la posibilidad de poder disfrutar de los numerosos encantos de una ciudad como Barcelona. Es un lujo que debemos explotar.