Respuesta táctica

Nuevo mensaje de Shakira a Gerard Piqué: la sudadera que se ha vuelto viral por su escrito

Nuevo mensaje de Shakira a Gerard Piqué: la sudadera que se ha vuelto viral por su escrito
1
Se lee en minutos
El Periódico

Después del exitazo de la canción 'Sessions#53’ producida por Shakira y Bizarrap, el huracán de memes, respuestas, teorías y nueva información sobre la expareja formada por la cantante y el exfutbolista Gerard Piqué no ha parado de crecer. 

El tema musical no solo ha dado a conocer la realidad de lo que realmente escondía la relación de la cantante colombiana y el exjugador del FC Barcelona, sino que también ha roto récords, consolidándose como el debut más grande de la historia de la música en español, con 14,4 millones de reproducciones en Spotify en 24 horas. 

Desde el lanzamiento los ‘salseos’ a raíz de esta canción no han cesado hasta el punto que el mismísimo Piqué no se ha quedado callado y ha respondido con ironía a algunas referencias de la canción, como el anuncio que hizo de que Casio es el nuevo patrocinador de la Kings League

¿Reconciliación?

La última jugada de Shakira no ha tardado en hacerse viral y es que la cantante se ha dejado fotografiar por los medios desde el balcón de su casa, feliz y sonriente, llevando una sudadera con una frase más que conocida por todos sus seguidores y no tan seguidores: “Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”.

Noticias relacionadas

Hace tan solo unos días, en ese mismo balcón la cantante colocó una bruja negra mirando a la casa de sus suegros mientras de fondo sonaba a todo volumen su éxito musical. Lo que está claro es que ni los suegros se han salvado de las indirectas más que directas, por lo que se da por hecho que su relación está completamente rota

Pese a que la relación ha acabado de la peor de las maneras, lo que sorprende a sus seguidores es el hecho de cómo es posible que aún se sigan en Instagram y ambos mantengan las fotografías que en su día colgaron, demostrando su amor más puro. Solo el tiempo dirá si existe un hueco para la reconciliación