Precaución en la carretera

DGT: el nuevo aviso sobre algo que ocurre cuando llega el frío

El organismo ha compartido unos consejos para evitar que el coche patine con el hielo en la red viaria

DGT: el nuevo aviso sobre algo que ocurre cuando llega el frío

REUTERS/CARLOS OSORIO

2
Se lee en minutos
El Periódico

Con la llegada del invierno más de un conductor se suele enfrentar a las carreteras congeladas que dificultan la circulación y que, en más de una ocasión, son motivo de accidentes.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado en Twitter una serie de consejos para que los conductores sean conscientes y vayan con precaución, a fin de evitar situaciones desagradables. Los individuos que circulan por las vías deben concentrarse lo máximo posible, evitar todo tipo de distracciones e intentar anticiparse a las reacciones del vehículo en estos casos adversos.

Noticias relacionadas

Es importante reducir la velocidad sobretodo en los puertos, bajo los puentes, pasos subterráneos, zonas sombrías y por la noche, para impedir que el coche resbale con las placas de hielo que se forman en la carretera cuando la temperatura no supera los 3 grados. También es necesario utilizar marchas largas ya que ayudan a que las ruedas no patinen.

En los casos en que pises alguna placa de hielo, lo más seguro es que sujetes el volante firmemente, levantes el pie del acelerador, no frenes hasta que recuperes la adherencia ni rectifiques la dirección ya que puedes perder el control. Una vez consigas salir de la placa, intenta que las ruedas estén rectas y luego corrige la trayectoria con el volante.

Más precauciones

  • Es muy recomendable disponer de anticongelante en el coche, ya que este líquido, que se añade al radiador del coche, ayuda a que este no se fisure y provoque la pérdida de líquido refrigerante, evitando de esta forma una importante avería por calentamiento.

  • En los escenarios donde predomine el hielo y la nieve es primordial tener en cuenta la distancia de seguridad, por lo que es necesario dejar más metros entre tu vehículo y el que te precede. Este acto te ayudará a tener más tiempo de reacción ante un frenazo, un accidente o una retención.

  • En los casos que la nieve cuaje por la zona donde circulas, es aconsejable no salirse de las roderas creadas por otros vehículos, aunque lo más sensato es poner cadenas, parar en un área de servicio en el caso que no se lleven o, si es muy necesario, seguir la trayectoria siempre y cuando el vehículo disponga de neumáticos de invierno o de todo tiempo.