Crisis energética

Calor negro: qué es y cómo aprovecharlo para ahorrar en invierno

Algunos métodos tradicionales pueden resultar especialmente útiles para resguardarse del frío

Calor negro: qué es y cómo aprovecharlo para ahorrar en invierno
1
Se lee en minutos
El Periódico

La llegada del frío y la crisis energética dan lugar a un escenario preocupante en España de cara al invierno. Sin embargo, existen algunas alternativas a la calefacción que incorporan métodos tradicionales para resguardarse de las bajas temperaturas.

Se trata del 'calor negro', provocado por las resistencias del brasero cuando este se calienta a baja intensidad. Así pues, utilizar esta herramienta a unos 250 W de potencia puede ser una buena vía para hacer frente a los altos costes energéticos.

Contexto ideal

Noticias relacionadas

Con tal de aprovechar al máximo las ventajas del 'calor negro', su uso es especialmente recomendable cuando las temperaturas no son extremadamente bajas, es decir, cuando hace poco frío. De esta manera, usando un brasero a baja potencia se consigue subir la temperatura de forma eficiente.

Los braseros son un instrumento tradicional en muchos hogares, donde actualmente se siguen utilizando. Consiste en un recipiente de metal que se usa para quemar brasas, siendo muy útil en habitaciones pequeñas o para calentarse los pies.

Imagen de archivo de un brasero.

/