Complicaciones

¿Qué pasa con BTS? La banda coreana podría separarse por el servicio militar obligatorio

Dos componentes de la banda, Suga y Jim, cumplen 30 años en marzo de 2023 y este diciembre respectivamente

El Grupo Bts a su llegada a los premios  2021 American Music Awards at the Microsoft Theater en Los Angeles, California

El Grupo Bts a su llegada a los premios 2021 American Music Awards at the Microsoft Theater en Los Angeles, California / AUDE GUERRUCCI/REUTERS

1
Se lee en minutos
El Periódico

La banda de K-pop surcoreana BTS podría tener su último concierto este sábado 15 de octubre, y no por diferencias ni discusiones entre los músicos, sino por el servicio militar obligatorio de Corea del Sur, obligatorio a partir de los 30 años entre 18 y 21 meses.

El Ministerio de Cultura estaría debatiendo con el gobierno de Corea del Sur para intentar acordar si los componentes de la 'boyband' tienen -o no- que cumplir con la obligación militar, según informan varios medios.

Bajo la ley de Corea del Sur, todos los hombres con capacidad física deben cumplir el servicio militar, pero esta también prevé algunas excepciones para deportistas, músicos clásicos y tradicionales, bailarines de ballet y otras especialidades que aumenten el prestigio nacional. Pero, ¿entrarían los intérpretes de 'DNA' en estas excepciones?

Asimismo, se hizo un sondeo reciente y, según explica la agencia AP, cerca del 61% de los encuestados apoyó las excepciones para los artistas, mientras que cerca del 54% contaba con que la banda tenía que hacer el servicio militar como todos.

La controversia está en que los dos mayores de la banda, Suga y Jim, cumplen 30 años en marzo de 2023 y este diciembre respectivamente.

Decisión por tomar

Noticias relacionadas

Aún están todas las cartas sobre la mesa y no se sabe si la banda se separará finalmente, se adaptará de alguna manera para poder seguir funcionando, si habrá un ajuste del mismo servicio militar para compaginarlo con la vida profesional o si finalmente conseguirán ser una de estas excepciones tan puntuales.

Todo está en las manos del gobierno, pero el servicio militar ha obligado -y obliga- a suspender carreras profesionales o estudios, por lo que hacer una excepción es un tema delicado y que se medita mucho.