Canción de dudoso gusto

Vídeo | Frank Cuesta piropea a la presidenta de Madrid: 'Isabel Ayuso, qué buena que estás'

Vídeo | Frank Cuesta piropea a la presidenta de Madrid: 'Isabel Ayuso, qué buena que estás'
1
Se lee en minutos
Lola Gutiérrez

El naturista Frank Cuesta parece haberle cogido el gustillo a meterse con los políticos. Si hace unos días le lanzaba un dardo al diputado de ERC Gabriel Rufián -y se mofaba el acento catalán-, este domingo ha cambiado de tercio y lo intenta con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Y, fiel a su espíritu provocador, Cuesta canta una canción que titula: 'Isabel Díaz Ayuso, qué buena que estás'. ¿Por qué? "Pues este título es por una razón muy particular. Primero, un poco por tocar los cojones, pero sobre todo, porque hay que reírse, chavales", asegura en la presentación de la tonadilla.

"Así que ahora le vamos a hacer un vídeo a Isabel Díaz Ayuso, esa mujer que muchos odian, muchos aman, y otros no entienden por qué a la gente le gusta tanto esta mujer, pero chico, es la presidenta de la Comunidad de Madrid [...]. Estoy haciendo este tipo de vídeos [...] no porque esté loco, no porque ya no sé qué hacer" sino porque "soy un tío que vive la vida de una manera feliz, a 'lo gilipollas'".

"Te toco lo que sea"

Antes de dar paso a su videoclip, deja claro que va "dedicado a Isabel Díaz Ayuso. ¡Puedes venir cuando quieras! ¡Estás invitada a venir! Deja al novio primero, por supuesto, ¿vale? Y vienes, que yo te toco lo que sea, o sea, te toco cosas como esto".

Y se pone a entonar su oda de amor, 'tocando' una guitarra de juguete y con una letra de rima, cuando menos, curiosa: "Hola, mi niña, cómo estás. Hola, mi niña, qué buena que estás", dice el estribillo. Y otras frases curiosas, como: "Me levanto a la mañana y veo tus ojos, morena, qué bonitos son. Yo me enamoro de tu cuerpo cada vez que te veo". "Tú sí eres bonita, tú sí eres graciosa, tú no tienes peros, hay cuánto te quiero", señala.

Noticias relacionadas

El vídeo ha conseguido en apenas 24 horas casi 150.000 visualizaciones. Y sigue subiendo.

Hay quienes ven la canción como una broma graciosa y quienes la califican de "machista". Pero lo cierto es que no deja indiferente a nadie.