Restauración

La sorpresa desagradable en un zumo que se ha encontrado la clienta de un bar

Zumo de naranja.

Zumo de naranja.

1
Se lee en minutos

El zumo de naranja suele ser ese elemento del desayuno de bar que hace de contrapeso 'saludable' -entre comillas, porque en cuanto exprimimos la fruta estamos retirando gran parte de su fibra y liberamos su azúcar- al bocadillo de panceta o la pieza de repostería, y combina a la perfección con el café matutino con el que se completa el primer menú del día.

Pero, más allá de sus virtudes y defectos -tomado con moderación, es un gustazo deseable-, la experiencia matutina de tomarse un zumo de naranja hojeando el periódico, jugueteando con el móvil o, aún mejor, amenizado por una entretenida charla, es de las que no tienen precio...

... A no ser que te toque ingerir los 2,50 euros más repugnantes que te puedes encontrar dentro de un copa o vaso de tubo.

Así le ha sucedido a una usuaria de Twitter que, para su sorpresa, se ha encontrado unos elementos vivos, aparentemente gusanos, flotando sobre su aparentemente delicioso zumo de naranja. Por lo visto, no es el alimento que sería de los que ahuyenta a cierto grupo de insectos.

"Me he pedido un zumo en un bar, le he pegado un trago y he visto que tenía pulpa, hasta que la pulpa se ha empezado a mover. Me quiero morir ahora mismo", ha comentado en una publicación de Twitter que rápidamente se ha viralizado.

Noticias relacionadas

Al igual de ágil a la hora de evitar dar un trago al zumo, lo ha estado en la negativa de pagar por él, al darse cuenta que su precio constaba en la factura del desayuno.

Así que, como consejo, a no ser que te guste la inclusión de proteína desconocida dentro de un zumo, no queda otra que, además de afinar el paladar, también hacerlo con la vista.

Temas

Bares