Fenómeno de masas

Larry the cat: el gato ratonero de Downing Street que triunfa en las redes

La dimisión del primer ministro vuelve a poner el foco sobre el felino más famoso del Reino Unido

Larry the cat: el gato ratonero de Downing Street que triunfa en las redes

EFE / TOLGA AKMEN (Efe)

2
Se lee en minutos
Jordi Muñoz

En las últimas horas, la crisis de confianza del gobierno británico y la consecuente dimisión de Boris Johnson han sacudido el panorama político del Reino Unido. Sin embargo, hay una figura que permanece intacta desde hace más de una década: Larry, el gato que ejerce de ratonero jefe de Downing Street y que ha vuelto a protagonizar algunos de los momentos más virales de la semana.

Su popularidad no es ni mucho menos nueva. Permaneció bajo el foco tras la renuncia de David Cameron en 2016, se mantuvo durante la etapa de Theresa May al frente del gobierno y continuará pese a la marcha de Boris Johnson.

Una década sirviendo al gobierno

Larry aterrizó en Downing Street en febrero de 2011 con la misión de acabar con los roedores que habitan la zona. Aunque puede parecer un cargo irrelevante, se trata de un puesto con una larga tradición en el gobierno inglés y del cuál se tiene un registro oficial desde principios del siglo XX. Tanto es así, que su trato es de "honorable" y su puesto aparece recogido en la web oficial de la residencia gubernamental.

Debido a su función, el gato tiene total libertad para moverse por el inmueble, así que es habitual verle en televisión cuando los periodistas realizan conexiones en directo desde la puerta del edificio. Sin ir más lejos, Larry ha aparecido en varias ocasiones estos días en la cobertura de la BBC, donde no ha pasado inadvertido.

Tuitero de éxito

La fama de Larry ha sido tal que ha dado pie a la creación de mucha literatura alrededor de su figura. Tras sus primeros 100 días en la casa oficial, se publicó un libro satírico -una especie de diario- sobre sus primeros meses en el cargo. Por otro lado, en Twitter triunfa el perfil no oficial de Larry, @Number10cat, que cuenta con más de 600.000 seguidores y sigue de forma habitual la actualidad a través de tuits ingeniosos.

Noticias relacionadas

Una de las publicaciones más aplaudidas de la cuenta paródica se produjo la mañana del 7 de julio en forma de amenaza: "Si Boris Johnson no ha dimitido a las 10 de la mañana, me veré obligado a cagarme en sus zapatos". Unas horas después, ya presentada la dimisión del primer ministro, tuiteaba un escueto "Esto hizo su trabajo. No tenéis que agradecérmelo".

Más tarde, la cuenta bromeaba con la situación y pedía la llegada de un nuevo inquilino: "Se busca: nuevo compañero de casa para felino residente en Westminster. La casa recientemente decorada incluye excelente seguridad, espacio para oficinas poco utilizado y un gran jardín, adecuado para celebrar fiestas. Se requiere limpieza profunda".