Cliente indignado

La contestación de un restaurante que te cobra cuando reservas y no te presentas

Cobro con tarjeta de crédito, en una imagen de archivo

Cobro con tarjeta de crédito, en una imagen de archivo

2
Se lee en minutos
El Periódico

Cuando cancelas la reserva de un hotel o apartamento con poca antelación, es habitual que te cobren igualmente el importe de la estancia, o parte de él. Por el contrario, en los restaurantes y bares esta práctica no es nada común, y llevarla a cabo puede acarrear quejas, como ha ocurrido con el establecimiento que vamos a comentar a continuación.

Se trata del bar de tapas ‘Rosi la Loca’, situado en el centro de Madrid y que pertenece al grupo ‘La Cabra Loca’. A priori, no parecería un establecimiento con problemas con las reservas, ya que dispone de una calificación de 4,5 estrellas sobre 5 en Google, con más de 6.000 reseñas. 

No obstante, aunque la mayoría de los comentarios sean positivos, los responsables de este local no dudan en entrar al trapo con las críticas negativas. Una de ellas es la de Juan Alberto, quien se muestra sorprendido -y para mal- con el sistema de reservas de este bar, ya que piden los datos de la tarjeta bancaria de antemano. Dice así:

"Esto es un abuso"

“Hoy estoy visiblemente asombrado con el sistema de reserva de este restaurante. Nunca en mi vida había visto que para reservar te piden los datos de tu tarjeta de crédito y que de paso te digan que si no asistes a la reserva te cobran. ¡Señores! Los datos de una tarjeta de crédito no se tienen porque revelar a nadie, esto es súper delicado… ¡Ni en los restaurantes con estrella Michelin te cobran por cancelar una reserva! ¡Esto es realmente un ABUSO!”.

Lo cierto es que, según la página web oficial del establecimiento, en caso de no presentarse o cancelar la reserva con menos de cuatro horas de antelación, se cobrará el importe de 5 € por persona.

"Cuando coge un vuelo también pone su tarjeta"

Noticias relacionadas

Ante esta crítica, la propiedad del bar opta por responder defendiendo su política de cancelaciones, y lo hace de la siguiente forma: “Bienvenido al mundo (...) Usted tiene tiempo siempre de cancelar la reserva. Lo que es denunciable es hacer una reserva y que el restaurante, que tiene lista de espera y cola en la puerta, no pueda utilizarla porque al invitado se le ha complicado la tarde y se ha olvidado de anular su reserva”.

“Cuando usted va a un hotel de 3 - 4 estrellas paga online con su tarjeta de crédito. Cuando coge un vuelo barato con Ryanair también pone su tarjeta para garantizarse los asientos. Pero cuando usted va a un restaurante donde trabajan 40 personas y le esperan a usted y sus ocho invitados del cumple, y se le olvida de cancelar porque la suegra le hizo una sorpresa y le lleva a su sitio favorito Michelin del pueblo, ahí le parece indignante y denunciable que le pidan garantizar la reserva. ¡Menudos abusones nos hemos vuelto los hosteleros! Claro que sí GUAPI”.