Días de calor

Trucos para (sobre)vivir sin aire acondicionado

Trucos para (sobre)vivir sin aire acondicionado
2
Se lee en minutos
El Periódico

El alza progresiva de las temperaturas comenzó el pasado lunes y ha llegado a su culmen este miércoles, con unas máximas que han alcanzado los 40ºC en puntos de Catalunya. El problema no es solo que los veranos en España son cada vez más largos y más cálidos, como afirma la Aemet, sino que cada vez hace más calor.

Además, dormir por la noche se vuelve una ardua tarea y hay que usar todos los trucos al alcance para poder dormir bien.

El calor puede provocar sed intensa y sequedad en la boca, agotamiento, cansancio, debilidad, vértigo, calambres musculares, hipotensión e incluso hiperventilación. Para evitar llegar a ese extremo, existen algunos trucos para conseguir una buena temperatura en el interior de casa sin necesidad del aire acondicionado.

En primer lugar, utilizar toldos, persianas y cortinas (de materiales y tejidos ligeros y que no tengan un color demasiado oscuros) para rebajar ligeramente las temperaturas en horas de mucho sol y calor. Lo mismo pasa con la ropa que utilicemos, los tejidos deben ser ligeros y los colores claros.

Otra opción es ventilar bien la casa a primera hora de la mañana, abriendo todas las ventanas durante diez minutos. O ventilar durante el día, abriendo las ventanas de un modo determinado se puede hacer que el aire circule de un modo distinto y no se note tanto la calor.

Importancia de la hidratación

Utilizar un ventilador también puede salvarte del calor. Consume mucho menos que el aire acondicionado, es más sencillo y barato y al moverse el aire se enfría un poco y proporciona una sensación de entre tres y cuatro grados menos.

Los electrodomésticos desprenden mucha temperatura, por ello es conveniente utilizarlos lo mínimo posible y durante el menor tiempo.

Noticias relacionadas

Por último, mantenerse hidratado durante los días de calor es fundamental. La hidratación también puede producirse con las hojas de menta, que dan sensación de frescor inmediato o consumiendo pepino o sandía. Refrescarse también es una buena opción, mojando muñecas y nuca conseguimos una sensación de frescor que permanece hasta una hora.

Beber mucha agua, crear corrientes de viento en casa, vestir con tejidos suaves y de colores claros y utilizar ventiladores, persianas, toldos y ventanas permite evitar sofocos, sufrir por las altas temperaturas y ahorrar dinero si no disponemos de aire acondicionado.

Temas

Calor