Final feliz

Una estudiante de Medicina descubre que tiene cáncer gracias a su profesor

  • El docente la eligió como ejemplo para explicar cómo examinar las tiroides

Cuando los síntomas afectan a la calidad de vida, es hora de ir al médico

Cuando los síntomas afectan a la calidad de vida, es hora de ir al médico

1
Se lee en minutos
El Periódico

A Gabriella Barboza, estudiante brasileña de Medicina, asistir a clase le salvó la vida. Era octubre de 2020 cuando Barboza acudió a una clase en la que el profesor enseñaba cómo realizar exámenes físicos en cabeza y cuello.

El doctor Daniel Lichtenhaler, su profesor, estaba realizando demostraciones con los alumnos cuando se fijó en ella y notó algo extraño. "La primera alumna que se usó como ejemplo tenía la tiroides pequeña, lo cual es normal. Así que rápidamente miré el cuello de otras alumnas y me llamó la atención el de Gabriella" cuenta el doctor a BBC News.

Entonces, le pidió a la estudiante que fuese la persona de ejemplo con la que explicaría cómo se deben palpar las tiroides. Mientras mostraba la técnica a sus alumnos, Lichtenhaler dio señales evidentes de preocupación que inquietaron a su alumna: "Le pregunté si había notado algo diferente mientras me palpaba el cuello, y me dijo: 'Hay algo ahí, échale un vistazo" relata Barboza al medio británico.

Diagnóstico rápido

Noticias relacionadas

Después del consejo de su profesor, Barbosa se realizó varias pruebas médicas que acabarían determinando que sufría un carcinoma papilar de tiroides, el cáncer de tiroides más común. Gracias a la buena vista de su profesor, la detección del tumor fue muy rápida y la estudiante compartió en redes sociales que, unos meses después, consiguió superar el cáncer.

"Si no hubiera ido ese día a clase, tal vez no habrían descubierto la enfermedad tan pronto. Mi diagnóstico habría tardado mucho más y podría haber sido más grave" ha destacado Gabriella en la BBC.