Semana de la Moda de París

Ella Emhoff y Kanye West enmascarado, en el regreso triunfal y futurista de Balenciaga a la alta costura

La hijastra de Kamala Harris ha desfilado para la casa de origen español que ahora pilota el georgiano Demna Gvasalia, ante la mirada de incógnito del rapero y ex de Kim Kardashian

Ella Emhoff y Kanye West, enmascarado (en el centro), en el regreso de Balenciaga a la alta costura en París, ayer.

Ella Emhoff y Kanye West, enmascarado (en el centro), en el regreso de Balenciaga a la alta costura en París, ayer. / INSTAGRAM

3
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

Ella Emhoff, la hijastra de Kamala Harris, se ha 'graduado' con nota en el ansiado regreso de Balenciaga a la alta costura, este miércoles, en el desfile de la semana de la moda de París más esperado, pues hacía exactamente 53 años y 6 días que el maestro de Getaria Cristóbal Balenciaga (1895-1972), 'el arquitecto de la moda' y padre de la alta costura del siglo XX, había echado el cerrojo a su firma, en 1968, condenando la muerte de la alta costura frente al 'prêt-à-porter'. Ahora Balenciaga Couture ha despertado de su [demasiado] largo letargo, de la mano de su actual director creativo, el diseñador georgiano Demna Gvasalia, de 40 años, que ha reinterpretado en clave revolucionaria, futurista, utilitaria y democratizadora [si no fuera por los precios] las reconocibles siluetas y construcciones inigualables de la 'maison'. Y para la ocasión, ha citado a una exclusiva pléyade de 'vips' como audiencia, en un espacio a imagen y semejanza del Salón de alta costura de Balenciaga en el segundo piso del edificio original en la avenida Georges V.

Aunque fue relanzada en 1986, Balenciaga jamás volvió a presentar alta costura, hasta ahora, todo un acontecimiento en la moda.

El semidios de la moda urbana, el artíficie de las zapatillas 'Triple S' y de las sudaderas con capucha 'Jaw's, ha sorprendido con unos albornoces de hotel gigantes en rosa algodón de azúcar, blanco esponjoso o amarillo girasol de mangas estratosféricas y cinturones perfectamente colocados, haciendo de los modelos auténticas figuras emperadoras y empoderadoras. Entre las 63 propuestas, Gvasalia también ha presentado jeans, camisetas minuciosamente elaboradas en satén de seda, patrones en forma de huevo, abrigos de 'shantung' bordado en piel sintética, gorros XL en forma de platillos voladores, gafas de sol con visera, guantes largos y hasta un deslumbrante 'look' nupcial.

"Descaro y alegría"

Ella Emhoff, de 21 años, recién graduada en la Parsons School of Desing de Nueva York a principios de año, y que por esas fechas, tras brillar junto a la prometedora poetisa Amanda Gorman en el acto inaugural como presidente de Joe Biden, pasó a formar parte de la selecta IMG Models por su forma de "exudar descaro y alegría", no ha lucido en París uno de esos exquisitos albornoces de la nueva colección '50', sino que ha caminado entre la audiencia ojiplática con un 'look' completamente negro compuesto por un 'blazer' cruzado y pantalones combinados con una estola de satén acolchada y sus característicos anteojos redondos. La diseñadora de prendas de punto también ha elegido un delineador de ojos negro dramático y un elegante moño bajo.

Ya han pasado cinco meses desde su debut en la Semana de la Moda de Nueva York, en el desfile otoño/invierno 2021 de Proenza Schouler, y a la compañera de Kate Moss, Gisele Bündchen, Gigi y Bella Hadid o Lily Aldridge se le nota; la experiencia es un grado.

Pero el debut de Gvasalia en la alta costura para Balenciaga también ha atraído a otros muchos rostros famosos, aunque alguno ni se le ha visto la cara. Este ha sido el caso de Kanye West, que contemplado el 'show' con un insuperable modelo.

Misterioso pasamontañas

Yeezy, quien no se ha prodigado mucho en público este año en medio de su divorcio de Kim Kardashian, se ha sentado en el 'front row' jugando al despiste: el magnate multimedia y rapero se ha camuflado con una especie de pasamontañas con pequeños orificios dispuestos en los ojos y la nariz que recordaban a las máscaras de los luchadores mexicanos. Kanye lo combinó con un nuevo color de chaqueta 'YZY Gap' y sus galácticas 'Yeezy Foam Runners'.

Noticias relacionadas

Tras el desfile West ha departido con otros 'vips' asistentes al evento, como el jugador de baloncesto James Harden, el rapero Lil Baby, el piloto de Fórmula 1 Lewis Hamilton, la 'top' Bella Hadid, la actriz Salma Hayek, esposa de Francois-Henri Pinault, presidente y director ejecutivo de Kering, la empresa matriz de Balenciaga, y hasta con el protagonista de la cita, Demna Gvasalia, que se ha comprometido a guiar el camino de la alta costura con una nueva colección por año.

Temas

Moda París