ICONO INCLUSIVO

Mark Bryan, el hombre que adora los tacones (para ir a la oficina)

Este padre, casado, heterosexual, cisgénero, amante de los Porsche y del fútbol americano, es un fenómeno en las redes y en las revistas por gritar que la "moda no tiene género"

6
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

Entre sesiones de fotos y visitas a la tele y la radio, Mark Bryan hace un hueco para hablar con EL PERIÓDICO DE CATALUNYA. Aunque este ingeniero mecánico de 62 años sigue trabajando entre 8 y 10 horas en una empresa cerca de un pequeño pueblo alemán, entre Núrenberg y Stuttgart, donde se mudó con su familia desde su Texas natal hace 12 años, su vida ha dado un giro de 180 grados desde que hace cuatro años colgó el traje de ejecutivo y se subió a unos tacones y los adornó con una falda de tubo. En febrero del 2020 abrió un perfil privado en Instagram en el que empezó a subir sus 'looks' para ir a la oficina. Disparos desde el andén mientras espera el tren que le lleva al tajo de lunes a viernes.

La timidez de las primeras fotos dio paso a posados más atrevidos y conjuntos más glamurosos. "Mi familia me ha apoyado mucho y mis amigos y colegas también han aceptado mi decisión. Todos saben que soy la misma persona sin importar qué me ponga. Actúo igual y no me siento diferente si llevo pantalón o falda", explica a este diario el hombre que tiene revolucionadas las redes desde que el año pasado decidió hacer pública su cuenta, en la que se define como "modelo, heterosexual, cisgénero, amante de los Porsche, las mujeres bellas y que incorpora tacones altos y faldas en su armario diario". Con esta mentalidad abierta y libre de estereotipos, proclama con cada foto su meta: "La ropa y los zapatos no deberían tener género", y niega que lo suyo sea "travestismo". Este es el mensaje que defienden cada vez más firmas de moda, y una reivindicación de la generación 'millennial' a la que se suman rostros famosos como Harry Styles o Billy Porter.

Posados y colaboraciones

Con estos cuidados estilismos, que se pone incluso para teletrabajar, Mark Bryan supera ya el medio millón de seguidores, algunos tan famosos como la cantante Rihanna, y le llueven las ofertas relacionadas con la industria de la moda, desde posados para revistas como 'Vogue' o 'CR Men', a colaboraciones con marcas de lujo como Jimmy Choo, Louboutin y KkiraFeets. Dice que no tiene problemas para encontrar zapatos, porque, a pesar de su 1,83 metros de altura, calza un 41 europeo. Está hecho un figurín, mantiene sus 75 kilos a raya con deporte, practica fútbol americano tres veces por semana, lo que le permite entrar en faldas de la talla 38.

"Los pantalones son una prenda sin género. ¿Por qué no pueden serlo las faldas y los tacones? Además, los hombres ya llevaban tacones antes que las mujeres"

Mark Bryan

Modelo

Resulta chocante la sofisticada apuesta por las alzas de Bryan, justo en un momento en que las mujeres se han rendido a la comodidad de las zapatillas y el calzado con pocos centímetros de tacón. Los zapatos altos han experimentado un declive histórico a causa de la pandemia, el auge de la moda 'athleisure' y el teletrabajo. De acuerdo con el informe que ha publicado el sitio de moda Glossy, las ventas en esta categoría se desplomaron un 71% en el segundo trimestre del 2020, mientras que Bloomberg News también publico que la demanda de zapatos de tacón se desplomaron un 21% el año pasado. 

Sin embargo, ahí está Mark, que los lleva sin complejos. "Soy bastante mayor como para recordar que en el colegio no dejaban a las niñas ponerse pantalones. Pero ahora los pantalones son una prenda sin género. ¿Por qué no pueden serlo las faldas y los tacones? Además, los hombres ya llevaban tacones antes que las mujeres, no de aguja, pero tacones", recuerda el modelo. "Mi tope de comodidad está en los 10 centímetros, aunque de vez en cuando puedo llevar de 11 o 12 centímetros, porque para presumir hay que sufrir", considera, él que reconoce que tiene "una tolerancia al dolor bastante alta". Además, aclara: "No llevo tacones las 24 horas, los siete días de la semana". En su armario atesora más de 100 pares de todos los colores. "Los que ya no uso los regalo, y algunos me los envían las marcas para que pose en las fotos", cuenta este padre de tres hijos que le dedica otras tantas horas diarias a subir contenido fresco en Instagram y Facebook.

Un flechazo en la universidad

Pero, ¿cómo empezó todo? ¿Cuándo descubrió esta pasión el ingeniero? "Mi primera experiencia con tacones fue hace 40 años, y empecé a usar faldas hace unos 4 años", recuerda. Todo empezó en la universidad. Tenía 20 años y una novia tan alta como él a la que le gustaba bailar, para lo cual le pedía que se pusiera tacones para parecer más alto. Fue un flechazo instantáneo en los pies, aunque arrumbó la idea durante décadas. Hasta que hace cinco años acudió a una fiesta de disfraces junto a su mujer. Él iba de hada con unos taconazos que causaron sensación. Entonces, recuperó aquel amor a primera vista de cuando estudiaba y empezó a "experimentar". Primero con calzado tipo Oxford de mujer, con tacón bajo y grueso. Se los ponía con pantalones. Luego pasó a tacón más alto y delgado. Sus compañeros de trabajo, medio en broma, le dijeron que se los pusiera con falda. Y así lo hizo. "Nadie se sintió muy sorprendido", asegura. Según cuenta, suele pasar bastante desapercibido por la calle, algunos le reconocen y le piden fotos. También recibe algún mensaje de odio, "pero no muy a menudo; quizá un par a la semana", dice.

"Prefiero las faldas a los vestidos, porque estos no me permiten mezclar géneros. Prefiero una apariencia 'masculina' por encima de la cintura y sin género, por debajo"

Mark Bryan

Modelo

"Tengo una edad en la que realmente no me importa lo que piense la gente. Algunos ven mis fotos y al instante creen que soy gay", explica sin inmutarse. "Creo que lo que realmente me motiva son las personas que dicen que les estoy ayudando a ver las cosas de la forma en que siempre quisieron verlas, pero tenían miedo", dice orgulloso este hombre aplaudido por su estilo exquisito y fan de Marc Jacobs y del personaje de Meghan Markle en 'Suites'. "Siempre me gustó su forma de vestir, de ahí saqué la idea de la falda entallada", recuerda.

Noticias relacionadas

Con este tipo de prenda le hemos visto en Instagram mimando su Porsche 911 del 67, en el garaje de casa, o en las portadas de las revistas, o viajando en tren. "Prefiero las faldas a los vestidos, porque estos no me permiten mezclar géneros. Prefiero una apariencia 'masculina' por encima de la cintura y una apariencia sin género, por debajo", asegura.

A los hombres que quieran experimentar como él les da este consejo: "Que no se preocupen por lo que piensen los demás. Han de sentirse cómodos con ellos mismos. Y primero les diría que empiecen por un tacón bajo y vayan subiendo a medida que aumenta su confianza". Cuanto más altos los tacones, más cerca del cielo.

Mark Bryan documenta desde hace poco más de un año sus ’outfits’ con tacones y falda para ir a trabajar a la oficina.

Mark Bryan documenta desde hace poco más de un año sus ’outfits’ con tacones y falda para ir a trabajar a la oficina. / INSTAGRAM / MARK BRYAN