AROMA CHIC E INMORTAL

Un siglo de Chanel nº5, el perfume con más glamur

  • Con este icono de los locos años 20, la modista francesa quiso distinguirse de la tradición naturalista y floral del siglo XIX con una fragancia "con olor de mujer" como un vestido de alta costura

Lily-Rose, la hija de Johnny Depp, una de las embajadoras del perfume de Chanel.

Lily-Rose, la hija de Johnny Depp, una de las embajadoras del perfume de Chanel.

2
Se lee en minutos
AFP

¿Qué llevas puesto en la cama? "Solo Chanel N ° 5", confesó Marilyn Monroe. Inmortalizado en el cine y encarnado por estrellas como Catherine Deneuve o Nicole Kidman, el perfume creado hace 100 años es el más famoso y uno de los más vendidos del mundo.

En 1921 llegó Gabrielle Coco Chanel (Saumur, Francia; 19 de agosto de 1883 - París, 10 de enero de 1971), que rompió los códigos del vestuario femenino, con una fragancia igualmente revolucionaria.

"Su nombre, su olor asociado a las líneas radicales del frasco contribuyeron a convertirlo en un icono de los locos años 20. Con este simple número que designa el número de la muestra seleccionada, Chanel rompió con las tendencias y entró en la abstracción" , cree Julie Deydier, gerente de patrimonio de Chanel.

La diseñadora quiso distinguirse de la tradición naturalista y floral del siglo XIX y diseñar esta fragancia "con olor de mujer" como un vestido de alta costura. “Un perfume artificial, digo artificial como un vestido, es decir, fabricado. Soy un artesana de la costura. No quiero rosas, lirio de los valles, quiero un perfume que sea un compuesto”.

A cargo de esta misión, el perfumista Ernest Beaux creó una composición que no reproducía ningún aroma existente en la naturaleza.

Un aroma diferente y revolucionario

N°5 huele a Chanel, inmediatamente identificable por su olor atípico debido a una sobredosis de moléculas sintéticas, aldehídos que aportan frescura a las notas florales y le dan su lado "abstracto".

La sencillez del frasco gráfico, negro y marfil, ligeramente modificado a lo largo de los años, pero manteniendo su sencillez atemporal, contrasta con las opulentas presentaciones de la época.

“Pondré todo en el perfume, nada en la presentación”, declaró Coco Chanel, de la que el próximo domingo se cumplirán 50 años de su muerte de un infarto en el Hotel Ritz de París.

“Un perfume artificial, digo artificial como un vestido, es decir, fabricado. Soy un artesana de la costura. No quiero rosas, lirio de los valles, quiero un perfume que sea un compuesto”

Gabrielle Coco Chanel

En un anuncio que apareció en 'The New York Times' en 1928 se comparó el perfume de Chanel con sus atuendos "jóvenes y modernos".

Para un anuncio en revistas estadounidenses en 1937, Chanel eligió encarnar el N° 5 ella misma.

Este texto está asociado con su retrato realizado por el fotógrafo François Kollar en 1937 en el Ritz: "Gabrielle Chanel es ante todo una artista de la vida. Sus vestidos y sus perfumes se crean con un perfecto instinto dramático. N°5 es como una música suave que subraya una escena de amor. Enciende la imaginación y deja una huella imborrable en la memoria de los actores ”.

Impulsado por icónicas actrices

Noticias relacionadas

En las décadas siguientes, el cine y las actrices se apropiaron del perfume, contribuyendo al aura que hizo que este "perfume de perfumes" se encuentre entre los más vendidos en el mundo.

Una foto de Marilyn Monroe perfumando su escote en el N°5 se utilizó en 2013 para la publicidad del perfume. No ha sido la única estrella en publicitar la icónica esencia: tambén han sido embajadoras Suzy Parker, Catherine Deneuve, Carole Bouquet, Nicole Kidman o Lily-Rose Depp, y, en la última campaña, la actriz francesa Marion Cotillard, en un precioso anuncio en el que aparece bailando en la Luna.