CONTROVERSIA EN UTAH

Aumenta el misterio del monolito de EEUU con una nueva teoría

Arrecian las voces que sostienen que es una obra de John McCracken, un artista que murió en el 2011

El monolito hallado en el desierto de Utah.

El monolito hallado en el desierto de Utah. / EPA/Utah Department of Public Safety

Se lee en minutos

El Periódico

Bien pudiera parecer el núcleo agumental de la trama de una novela de ciencia ficción e incluso hubiera encajado como un guante como el punto de partida de la nueva serie televisiva de éxito. Pero no, el descubrimiento del misterioso  monolito de metal en las  entrañas del desierto de Red Rock, en Utah, sigue alimentando teorías de lo más variopinto, desde su origen extraterrestre hasta parte de decorado de una nueva película. La última de ellas y una de las que más credibilidad parece cobrar es la de que se trata de una obra de John McCracken, un artista que murió en el 2011.

Su marchante dice que sí, su hijo no lo confirma ni lo desmiente y algunos de sus amigos artistas, como Ed Ruscha, sostienen que de ninguna manera el escultor crearía una obra como la de este objeto plateado que acapara la curiosidad de la opinión pública.

McCracken fue un escultor minimalista muy interesado por la ciencia ficción. La galería de David Zwirner, que ha exhibido el trabajo del artista desde 1997 y representa su patrimonio cultural, afirma que es una auténtica obra de McCracken, según desvela 'The New York Times'. En tal caso, el problema estriba en explicar cómo lo consiguió el aritsta sin siquiera mencionar una palabra a su círculo íntimo. 

Visiones opuestas

Su hijo, Patrick McCracken, confiesa su desconcierto por el misterioso monolito, pero alimenta la teoría al recordar unas palabras de su padre en el 2002. “Estábamos afuera de la casa, mirando las estrellas y dijo algo en el sentido de que le gustaría dejar su obra de arte en lugares remotos para ser descubiertos más tarde”, recordó el familiar al rotativo neoyorquino.

Te puede interesar

"Se inspiró en la idea de visitantes extraterrestres que dejaban objetos que se parecían a su trabajo. Este descubrimiento de una pieza monolítica está muy en la línea de su visión artística", añade.

El contrapunto llega por parte del artista Ed Rischa, buen amigo de McCracken. "No creo que sea una obra suya. No es propio de él aparecer como un embaucador. ¿Un monolito en el desierto? Es tan universal que podría ser cualquiera. Es muy de ciencia ficción encontrarse con algo así. Me gusta la idea de que simplemente es alguien que se lo está pasando bien con toda esta historia", zanja el artista.