28 feb 2020

Ir a contenido

Banksy juega con la violencia y la inocencia en un mural de San Valentín

El artista callejero británico regala a su ciudad natal un grafiti que muestra a una niña con un tirachinas y un manchurrón de flores rojas

Reuters

La obra de Banksy por el Día de San Valentín, en Bristol.

La obra de Banksy por el Día de San Valentín, en Bristol.

El artista callejero británico Banksy ha hecho un regalo de San Valentín a su ciudad natal, Bristol, pintando un nuevo mural que muestra a una niña con un tirachinas y un manchurrón de flores rojas.

Banksy, cuya identidad no se conoce públicamente, no ha confirmado que la obra de arte sea suya. Suele reclamar la propiedad de sus obras a través de Instagram, pero este jueves por la tarde ni su agente ni él habían confirmado su autoría.

El grafiti muestra a una niña, pintada en blanco y negro, que lleva una sudadera negra y la capucha puesta, pintada en una pared de una casa en el área de Barton Hill de Bristol.

Un tirachinas y flores rojas

La chica lleva un tirachinas en una mano y tiene la otra detrás de ella, como si justo acabara de lanzar el proyectil. La bola de pintura, que ha impactado a unos metros de ella en la misma pared, es de un rojo intenso y simula un manchurrón de sangre, hecho de hojas y flores de plástico rojo.

El arte callejero de Banksy a menudo llama la atención sobre cuestiones sociales, al agregar elementos de oscuridad a escenas que de otro modo serían alegres.

En diciembre, el escurridizo artista destacó el tema de la problemática de la vivienda, con un mural en el que dibujó a dos renos voladores tirando de un hombre sin hogar en un trineo en el banco de la calle, en la ciudad inglesa de Birmingham.

Sigue a Extra en Facebook