'INFLUENCER' PROSCRITO

Ningún 'college' acepta a Farouk James por su famoso pelo largo

Su madre no descarta declararlo del género no binario para lograr plaza en alguna escuela de secundaria

Farouk James tiene 230.000 fans en Instagram.

Farouk James tiene 230.000 fans en Instagram. / INSTAGRAM

Se lee en minutos
El Periódico

Desde los dos años Farouk James tiene cuenta en Instagram. Tiene un pelo rizado tan largo y espeso que desde bebé su madre ha tenido que lidiar con la gente que se acercaba para tocarle la caballera. En cuanto pudo hablar sus padres le enseñaron a decir: "Gracias por el cumplido, pero por favor no me toques el pelo". A sus 8 años, este modelo e 'influencer' londinense suma 273.000 fans la red social de fotos. En Youtube Farouk James explica sus trucos para cuidar su melena -gasta unos 15 euros semanales en su cuidado-, y el pequeño ha llegado a desfilar en la Semana de la Moda de Londres, Nueva York y Florencia, y ha trabajado para firmas como Guess y Rich Boys. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce en la vida de este niño de pelo tan exótico: su madre y representante, Bonnie Miller, de 41 años, ha acudido a la tele a denunciar que no encuentra colegio que acepte los rizos ni las trenzas que suele lucir Farouk.

Madre e hijo han acudido al programa 'This Morning' a explicar su lucha para no recortar ni un centímetro la cabellera del pequeño, ya que los colegios de secundaria a los que han acudido les han prohibido los 'peinados étnicos' de cierta longitud. En uno de ellos, The Fulham Boys School, el año pasado revisaron las rancias reglas sobre los cortes de pelo, pero "siguen sin levantar el veto a los estilos típicamente no blancas", se quejó en el plató la señora Miller.

Del género no binario

Ante estas negativas, la madre ha asegurado que una de las opciones que están considerando, en caso de no encontrar plaza, es declarar a Farouk del género no binario, y así lograr su preciosa melena.

Farouk declaró que le encanta su cabello, y si le obligaban a cortarse el pelo, "se sentiría realmente triste y muy enfadado".

Es por eso que su madre ha lanzado una campaña para pedir al gobierno que evite que los colegios prohíban a los niños llevar el pelo largo (actualmente a Farouk le llega por debajo del trasero). 

En el 2018, el escolar rastafari Chikayzea Flanders ganó una batalla judicial para poder llevar rastas en una escuela pública. La madre de Farouk pensaba que este precedente le abriría las puertas a su hijo, pero cuando se ha puesto a investigar anticipadamente las normas de los colegios de secundaria a los que podría apunar a Farouk cuando llegue la hora -actualmente el niño cursa quinto- se ha dado cuenta de que sigue habiendo muchas restricciones.

"Discriminatorio"

La madre Farouk James sostiene que el pelo de su hijo "es parte de su identidad". "¡Ha habido momentos de su vida en que su cabello ha sido más grande que sus extremidades!", exclamó. A su juicio, "es descriminatorio" que las chicas sí puedan tenter el pelo largo y su hijo no (en la escuela de primaria donde estudia le dejan llevar el pelo todo lo largo que quiera mientras no le tape los ojos). 

Noticias relacionadas

"Se nos dice que debemos ser tolerantes y abrazar la diversidad", señaló Bonnie tras criticar las obsoletas reglas de los colegios. Por eso ha impulsado una campaña para pedir al gobierno que cambie estas normas y, de paso, se lograr que las personas transgénero se sientan más cómodas.