Ir a contenido

Visto en Facebook

Una dama de honor se presenta disfrazada de T-Rex a la boda de su hermana

Christina tenía vía libre para la vestimenta y decidió invertir su dinero en algo que le hacía ilusión

"No me arrepiento de nada", recalcó en las redes sociales tras el evento en Texas

María Aragón

Una dama de honor se presenta disfrazada de T-Rex a la boda de su hermana

Las bodas son maravillosas para las familias y el entorno de las personas que la llevan a cabo, pero también es fuente de numerosos riesgos y abre la puerta a posibles conflictos.

Entre las cosas que están bajo control como el lugar de la ceremonia, los invitados, el decorado e infinidad de elementos a tener en cuenta, parece que por encima de todo lo importante es la vestimenta. Y esto siempre genera debates y discusiones. ¿Cómo hay que ir a una boda?, ¿qué pasa si soy la dama de honor?, ¿se puede establecer un código de vestimenta más allá de evitar el blanco? Infinidad de cuestiones que suelen acabar bien. 

Pero cuando le das vía libre a alguien para vestirse como quiera pasan cosas como la que sucedió en la última imagen viral, cuando la dama de honor, hermana de la novia, apareció vestida del T-Rex de moda. "Cuando eres dama de honor y te dicen que puedes vestir como quieras. No me arrepiento de nada", aseguraba Christina en una publicación en Facebook.

El arrepentimiento no es una opción ante una decisión de esta magnitud, pero Christina debe convivir con haberse convertido en una de las grandes protagonistas de las redes en todo el mundo. A través de su imagen, miles de personas han visto lo que para unos es hazaña y para otros una falta de respeto. Pero al menos ha dado pie al humor, partiendo de las propias protagonistas.

El evento se produjo en Texas. La novia, Deanna Adams, se lo tomó con mucho humor calificándolo de "hilarante". Aunque la gracia estuvo bien, Christina tuvo que quitarse el disfraz por el calor que tenía. Eso sí, la foto ya queda para la historia de Internet. 

"Es raro ver que te conviertes en viral, pero no fue nada sorprendente para mi hermana", explicó en una entrevista."Sabe que no soy una gran fan de vestirme como la gente normal y que no me gastaría mucho dinero en algo realmente bonito. Quería algo que pudiera llevar más de una vez y si me gastaba más de 50 dólares era para llevar un disfraz de dinusaurio. ¡Siempre he querido uno!"

El disfraz le salió barato pero le generó un impacto en redes sociales propio de las grandes marcas. En apenas unas horas ya había recibido miles de comentarios en su muro.