26 feb 2020

Ir a contenido

PANTALONES ACARTONADOS

La reacción de una madre al ver el regreso de su hijo de un campamento

Compartió en las redes sociales la imagen de la ropa que traía puesta y dio lugar al humor: "Andan solos"

Miles de personas bromearon con la decisión del menor

María Aragón

Los pantalones, completamente tiesos.

Los pantalones, completamente tiesos. / TWITTER (TWITTER)

La asistencia de niños y niñas a campamentos de verano es algo bastante habitual cada año, a nadie le sorprende ya que los pequeños de la familia pasen diez o quince días fuera del hogar aprendiendo a convivir. Pero lo que parece que sigue sorprendiendo son las decisiones que éstos toman lejos de las normas de la familia.

El 'modus operandi' es bastante más común de lo que parece, y los menores no solo hacen poco caso a las indicaciones de los padres respecto a su vestimenta, sino que directamente—algunos—hacen lo que quieren. Si hay que estar 15 días con el mismo pantalón, se está. ¿Quién lo impide?, pensarán. O directamente ni se les pasará por la cabeza.

Si hace unos días se hizo viral la decisión radical de un niño de 8 años de usar solo un calzoncillo de los doce que llevaba limpios y preparados para su cambio diario, ahora es otro crío el que ha decidido mirar por el ahorro de agua y en un alarde de ecologismo ha vuelto con un pantalón literalmente tieso. Tenía opciones para cambiarse, pero parece que no lo necesitaba.

"Alguien ha vuelto de un campamento de 15 días y adivinad cuántos pantalones ha usado", decía Elena González, gestora cultural y digital en Fundación Telefónica, en su cuenta de Twitter. 

Las reacciones, una vez más, no tardaron en llegar en forma de humor. La imagen fue compartida por decenas de miles de personas bien fuera porque les hacía gracia o simplemente se sintieran identificados. ¿Cuántos niños habrá que tomen este tipo de 'decisiones'?

Lo bueno de esta publicación es que ha aclarado muchas cosas, especialmente las leyendas sobre la existencia de pantalones que andan solos. 

Aunque como toda exposición en Twitter o en redes sociales en general, también puede ser objeto de debate. Por ejemplo, hay quienes plantean que el foco esté en los monitores. ¿Acaso no se daban cuenta?

La cuestión es que todo el mundo ha vivido una experiencia similar, si no en primera persona al menos en el entorno.

Y lo que quizás sea peor, ya hay miedo a ser el siguiente.

Sigue a El Periódico en Facebook