Ir a contenido

publicada por 'navy times'

La conversación de los pilotos de la Armada de EEUU que dibujaron un pene con el avión: "Oh, va a ser grueso"

El popular suceso ocurrió en noviembre del 2017 en el estado de Washington

El Periódico / Barcelona

Pilotos de la Armada de EEUU que dibujaron un pene con la estela del avión

Pilotos de la Armada de EEUU que dibujaron un pene con la estela del avión

En noviembre del 2017 la Armada de los Estados Unidos se vio obligada a pedir disculpas por la acción de uno de sus pilotos. Una pareja de soldados del ejército del aire dibujaron un pene con el humo blanco condensado generado por la propulsión de los motores de su aeronave. Este suceso ocurrió en el cielo del estado de Washington con un avión EA-18G con capacidad para dos pilotos, en este caso dos soldados, que realizaban maniobras rutinarias cerca de la base aérea de Whidbey. Dicha acción, obviamente, no pasó inadvertida por los vecinos, que inmortalizaron la obra con sus cámaras.

Ahora 'Navy Times' ha publicado la conversación entre el piloto y su acompañante, grabada por el sistema de vídeo de la cabina. "Mi primera rección fue: 'no, malo'", escribió el primero tras el incidente.  Instigado por su acompañante, aceptó. "Sería fácil", se jactaba el piloto, según las grabaciones. "Básicamente, podría dibujar una figura de ocho y dar la vuelta y volver. Voy a bajar, coger un poco de velocidad y, con suerte, salir de la capa de estela para que no estén conectados entre sí", explicó. "Casi podríamos dibujar una vena en medio del pene también", añadió.

En la conversación se observa el nivel de detalle que querían conseguir. "Las pelotas van a estar un poco torcidas", dice el piloto. "Oh, la cabeza de ese pene va a ser gruesa", comenta más tarde. El piloto discutía con su compañero la siguiente maniobra a realizar: "Para salir de esto, voy a ir hacia abajo y hacia la derecha. Y volveremos a subir por la parte superior e intentaremos echarle un vistazo". "Tengo la sensación de que las pelotas se habrán disipado para entonces", respondió su compañero.  Y al ver como terminó la obra el piloto exclamó: "Oh, sí, eso fue asombroso". Por esta acción, ambos fueron objeto de una investigación de la Armada.