Ir a contenido

EN MÁLAGA

Inaugurado en Estepona el tobogán urbano más grande de Europa: "A ver cuánto tarda en matarse un guiri"

Forma parte de la ampliación de un parque pero no es una atracción: está destinado a unificar dos zonas de la ciudad y evitar rodeos de los ciudadanos

Diferentes vídeos en redes sociales alertan de su peligro y utilizan términos como selección natural, balconing o Darwin para destacar su uso

María Aragón

Inaugurado en Estepona el tobogán urbano más grande de Europa: "A ver cuánto tarda en matarse un guiri"

Las inauguraciones son un clásico en la semana previas a las elecciones, y teniendo las autonómicas y locales tan cerca, el próximo 26 de mayo, hay ayuntamientos que se han lanzado a presentar cosas. 

En el caso de Estepona es literal. La ciudad malagueña ha estrenado por todo lo alto el que considera tobogán urbano más grande de Europa, con 38 metros de longitud. La puesta en marcha ha sido todo un acontecimiento en la ciudad y también en las redes sociales, donde ya destacan su peligrosidad.

No es una atracción, sino un elemento teóricamente útil para conectar dos puntos de la ciudad a distinto nivel, las calles Reina Sofía y Eslovaquia, de manera que responda a los rodeos que tenían que hacer los ciudadanos, que habían creado un sendero. 

Aunque está pensado para personas de cualquier edad, sus 32 grados de pendiente ya han supuesto una diversión en las redes sociales, donde destacan que será la tercera causa de muerte tras el balconing y la selección natural.

El propio alcalde de Estepona, José M. García Urbano, explicaba que forma parte de un proyecto urbano de ampliación del Parque de los Niños. 

Pero más que de niños, ya nadie duda de que será un elemento más de distracción para esos turistas que buscan diversión por la noche. 

Eso sí, si hay un colectivo feliz es el de los odontólogos. Vayan preparando la cartera.

Como en todo, hay maneras y maneras de llamar a las cosas. Darwin está muy de actualidad.

Una de las protagonistas viral en Twitter es el de una mujer que ha tenido la fortuna de ser de las primeras en probarlo. Y lo ha visto toda España.

Mientras ella ha visto más bien poco.