Ir a contenido

Visto en Twitter

Cómo el PC Fútbol pasó de ser un juego de éxito a llevar a la bancarrota a su empresa

El videojuego triunfó a finales de los noventa pero acabó con su empresa en quiebra

Un tuitero ha recuperado la historia de un juego que marcó a una generación de aficionados al fútbol

María Aragón

Cómo el PC Fútbol pasó de ser un juego de éxito a llevar a la bancarrota a su empresa

Hacer fichajes, hablar con la directiva, atender a la prensa, castigar a un jugador por un enfrentamiento... PC Fútbol hacía sentir al usuario como un verdadero manager simulando una carrera como técnico, y así se convirtió en el videojuego de moda a finales de los noventa y principios de siglo principalmente. ¿Quién no lo tenía instalado en su ordenador para convertir equipos de Segunda en campeones de la Champions?

Con la imagen del famoso comentarista y presentador inglés, Michael Robinson, este juego fue todo un éxito. Pero no acabó muy bien para la empresa que lo lanzó. Así lo ha explicado Didier S. Montes en Twitter, donde ha narrado cómo pasó en muy poco tiempo de ser el juego más vendido a la bancarrota.

Todo comenzó con una apuesta de Dinamic, empresa fundada en los ochenta por tres hermanos. 

Pero el hermano mayor de éstos, Gaby, tenía la idea que iba a revolucionar el mercado: desarrollar su propio simulador. En un contexto de incertidumbre, lanzan un Simulador Profesional de Fútbol, un juego online que parece tener buena acogida. 

Hobby Press no duda. Una de las grandes empresas de medios escritos, con revistas como Gigantes del Basket, Microhobby o Año Cero estaba interesada en desarrollarlo. Forman así Dinamic Multimedia y trabajan para llevar a los mercados este videojuego ya con el nombre de PC Fútbol. 

La venta se producía a través del quiosco, y fue una de las claves de su funcionamiento.

Gracias a Hobby Press también consiguen buenos acuerdos de publicidad con inversiones baratas en revistas con gran tirada.  

La idea era sencilla, que el jugador pudiera coger a cualquier equipo de una categoría baja y convertirlo en el mejor equipo del mundo. Un reto al que era difícil resistirse. 

Ahí entró en juego la imagen de Michael Robinson, cada vez más conocido en España. 

Se expandieron y se hicieron versiones con las ligas italiana, inglesa o argentina. Ya era un fenómeno y Dinamic entraba en sus años dorados con las versiones 5.0, 6.0 y 7.0. Rozaban las 400.000 copias vendidas fuera de la piratería. Y tenían fans importantes. 

Estrellas de ahora como Gerard Piqué, Andrés Iniesta o Víctor Valdés, entonces niños, eran grandes seguidores de este videojuego. Y sin pagar licencias. 

Todo iba bien para ellos: grandes ventas, producto perfecto y base de seguidores enorme. Pero Hobby Press se vende a la alemana Axel Springer por 3.000 millones de pesetas. El mundo de Dinamic estaba a punto de implosionar. Con la llegada de Centurión en 1999, los fundadores ven cómo intenta diluir sus participaciones tras despedirles. La versión 7.0 sería la última en triunfar.

Años después, en 2005, un grupo de extrabajadores intentó rescatar el juego del olvido gracias a la apuesta del Grupo Planeta, que compra una marca que estaba embargada desde la quiebra. Pero el producto no es de la misma calidad.

Lo sacaron en marzo y tenía un precio elevado. Ocho años después, algunos de los creadores formaron FX Fútbol 1.0, que tampoco funcionó. El último intento, Football Club Simulator para móviles, tuvo la misma suerte.