Ir a contenido

Visto en Twitter

Un árbitro pide matrimonio a su linier antes de un partido de fútbol

Sucedió en un partido de la cuarta división rumana, donde Marius se arrodilló en el césped para casarse con Gyorgi

María Aragón

Un árbitro pide matrimonio a su linier antes de un partido de fútbol

Las pedidas de mano tienen cada vez más difícil ser originales. Pero parece que está todo visto y siempre hay alguien que sorprende. 

En los últimos meses hemos visto a una pareja poner patas arriba el Primark de Gran Vía en Madrid, a un hombre fingiendo ser detenido para provocar una escena de película, o a funcionarios aprovechando su espacio público para reivindicar el amor. 

¿Qué nos faltaba por ver? El amor en un espacio de tensión: el fútbol. El arbitraje, ese espacio en el que los colegiados suelen sentirse solos ante las críticas (e insultos) por parte de las gradas y las presiones sobre el césped, ha sorprendido a todos en las redes sociales.

En un partido de cuarta división rumana, Marius Matica, de tan solo 21 años, se arrodilló sobre el césped antes del encuentro para pedir matrimonio a su novia Gyorgi Duma, de 20 años. Antes del pitido inicial, colegiado y linier se besaron para corroborar que habrá boda.