Ir a contenido

CAZADOR CAZADO

Un cazador furtivo de rinocerontes es aplastado por un elefante y devorado por los leones

Los guardas del Parque Nacional Kruger de Sudáfrica solo han podido recuperar su cráneo y unos pantalones

El Periódico

Un león y una leona descansan a la sombra.

Un león y una leona descansan a la sombra.

Solo quedó de él el cráneo y los pantalones. Un cazador furtivo de rinocerontes fue pisoteado por un elefante luego devorado por unos leones en el Parque Nacional Kruger de Sudáfrica, según han informado trabajadores de la reserva (SanPark).

El caso fue revelado por los supuestos cómplices de la víctima, que informaron a su familia que el cazador había muerto aplastado por el paquidermo el 2 de abril, ha relatado a la agencia France Press el portavoz del parque, Isaac Phaahla.

La familia del cazador se puso en contacto con el parque para que los guardabosques localizaran los restos del hombre.

El pasado jueves dieron con lo que quedaba de él. "Se ha confirmado la presencia de un grupo de leones en ese área, y parece que ellos son los que han devorado a la víctima", ha explicado Phaahla, que ha agregado que se estaban realizando análisis para confirmarlo.

"Entrar ilegalmente al Parque Nacional Kruger y caminar por él no es seguro", ha asegurado el director gerente de la reserva, Glenn Phillips. "Es muy peligroso y este incidente da fe de ello", ha subrayado.

Los compañeros, arrestados

Los tres compañeros -de entre 26 y 35 años- del desgraciado cazador furtivo han sido arrestados y deben presentarse esta semana ante un juez. La policía también ha decomisado sus rifles y la munición.

Cada año, miles de rinocerontes son sacrificados en África por sus cuernos, muy apreciados por los practicantes de medicina tradicional en China o Vietnam.

Hay 5.000 rinocerontes negros en el continente africano, incluidos casi 1.900 en Sudáfrica. El país también alberga a unos 20.000 rinocerontes blancos, el 80% de la población mundial.

En el 2016, había entre 349 y 465 rinocerontes negros viviendo en Kruger y entre 6.600 y 7.800 rinocerontes blancos, que también sufren de caza furtiva, dijo el Departamento de Asuntos Ambientales de Sudáfrica.

Una reserva protegida

Kruger se considera una zona de protección intensiva, y el gobierno emplea una variedad de recursos para impedir la caza furtiva, incluidos aeronaves, perros, guardabosques especiales y una unidad de investigación de delitos ambientales.

De los 680 arrestos por caza furtiva y tráfico realizados en el 2016 por el Servicio de Policía de Sudáfrica, 417 se encontraban dentro y alrededor de Kruger, dijo el departamento. En septiembre, el departamento anunció que seis hombres, entre ellos dos líderes sindicales, dos policías y un exoficial de policía, habían sido arrestados por tráfico de cuernos de rinoceronte. 

Sigue a Extra en Facebook

Temas: Sudáfrica