Ir a contenido

EL PASADO SÁBADO

Un pasajero trata de arrancarle la nariz a otro de un mordisco en un vuelo de Ryanair

El altercado se produjo en pleno vuelo Glasgow-Tenerife Sur después de que una mujer se quitara los zapatos

El Periódico

Un momento de la pelea entre dos pasajeros en el vuelo de Ryanair del sábado entre Glasgow y Tenerife.

Un momento de la pelea entre dos pasajeros en el vuelo de Ryanair del sábado entre Glasgow y Tenerife. / TWITTER / BEN WARDROP

Los pasajeros del vuelo de Ryanair de Glasgow Prestwick  (Escocia) a Tenerife Sur del pasado sábado, de las seis de la mañana, vivieron momentos de angustia por la brutal pelea que protagonizaron dos viajeros. Uno de los testigos, Ben Wardrop, que filmó la trifulca, ha explicado al Daily Mail que todo comenzó cuando una mujer se quitó los zapatos y esto molestó a un pasajero. Entonces fue cuando el novio de dicha mujer terció y los dos hombres, de nacionalidad británica, la emprendieron a golpes en medio del pasillo ante el estupor del pasaje, niños incluidos, como se pueden ver en el vídeo. En un momento de la batalla uno de ellos le mordió la nariz al adversario y le dejó toda la cara ensangrentada.

El resto de viajeros les pedían que parasen y el personal de cabina tuvo que intervenir para separarlos.

Algunos de los presentes han declarado al medio Scottish Sun que los hombres se comportaban como si fueran bebidos. 

La aerolínea ha explicado que el avión pudo aterrizar normalmente y los dos hombres fueron detenidos por la policía al aterrizar en Tenerife.

Cara ensangrentada

En el vídeo que ha corrido por las redes se ve a un hombre vestido con una gorra y una sudadera con capucha y un chico más joven con una camiseta negra golpeándose en medio del pasillo. Tras medio minuto golpearse uno de ellos trató de arrancarle la nariz al otro de un mordisco. El personal del avión pudo separarlos, y a uno lo llevaron a la parte delantera del avión, sin lesiones a la vista, y al otro, a la parte trasera, con toda la cara ensangrentado. 

El pasaje ha relatado que fue un momento aterrador y que el personal de Ryanair manejó "muy bien" la situcación en todo momento.

"No toleraremos un comportamiento indisciplinado o perturbador en ningún momento. La seguridad y bienestar de nuestros clientes, de la tripulación y de las aeronaves son nuestra prioridad. A partir de ahora este es un asunto policial local", ha dicho Ryanair en un comunicado.

A mediados de febrero otro incidente similar ocurrió en otro vuelo de Ryanair, un vuelo de Glasgow a Málaga tuvo que desviarse por otra pelea. Los testigos aseguraron que también había alcohol de por medio.

Sigue a Extra en Facebook