Ir a contenido

La mata en 30 segundos

Captan por primera vez imágenes de una tarántula gigante devorando una zarigüeya en el Amazonas

Un estudio muestra interacciones entre arañas y roedores en zonas tropicales de Perú

María Aragón

Ejemplar de araña selenopidae, comunmente conocida como araña voladora.

Ejemplar de araña selenopidae, comunmente conocida como araña voladora.

Las imágenes son espeluznantes. En ellas, se ve cómo arañas de gran tamaño devoran sin piedad todo tipo de especies vertebradas en el Amazonas. En un estudio, varios biólogos advierten de que han visto 15 interacciones de estos animales invertebrados comiéndose renacuajos, serpientes, lagartos e incluso con una zarigüeya.

La novedad radica en cómo muchos vertebrados son también víctimas de estas arañas. "No suele tener una alta mortalidad en anfibios y reptiles", dice el director del estudio, Rudolf von May, biólogo de la Universidad de Michigan

Él y su equipo hicieron una investigación exhaustiva en lugares tropicales de Perú, donde estas arañas se manejan a la perfección.

"Por la noche están por todas partes, en hojas, en ramas, en el suelo...", explica en la revista Amphibian & Reptile Conservation donde lo han publicado. "Pero de vez en cuando las vemos con una rana o un lagarto". Y así se ha mostrado en las imágenes compartidas.

Lo impactante estaba por llegar. Una de las noches en las que hacían este estudio, el equipo se encontró con una escena insólita: una tarántula del tamaño de un plato de comida que se alimentaba de una zarigüeya.

"Todavía luchaba por su vida, pero tras 30 segundos dejó de patalear", explica el coautor Michael Grundler. "Nos impactó, realmente no podíamos creer lo que estábamos viendo", explica en National Geographic