24 oct 2020

Ir a contenido

Visto en Twitter

La despedida de Toni Cantó del Congreso con dos naranjas, una castaña y un "¡Viva España!"

El diputado de Ciudadanos se marchaba de la cámara mostrando la fruta de la que estaba orgullosa y la que había mostrado el trabajo de Baldoví

En la sesión del miércoles, preguntó a Celáa por el "adoctrinamiento" en las escuelas

María Aragón

La despedida de Toni Cantó del Congreso con dos naranjas, una castaña y un "¡Viva España!"

La despedida de Toni Cantó del Congreso de los Diputados ha ido más allá de la cuestión política, protagonizando un vídeo viral en el que el diputado de Ciudadanos—previsiblemente ante su última comparecencia en la cámara—manifestaba a través de frutas lo que pensaba respecto a sus rivales políticos. 

En su turno de palabra, Cantó repetía el "respeto" que tiene por la naranja valenciana, anunciando la fruta que mejor definía, según él, el trabajo de Baldoví: "Son ustedes una castaña", dijo con seguridad antes de despedirse.

"Como es la última vez que voy a hablar desde este lugar quiero decirles que ha sido un honor trabajar con casi todos ustedes, con la inmensa mayoría de ustedes. Ha sido un honor servir a mi país, y quiero agradecérselo a los trabajadores que hacen que esto sea un privilegio. ¡Viva España!

Estas palabras provocaron un cruce de acusaciones entre ambos. Joan Baldoví se sintió ofendido por la actuación de Cantó durante el debate de una moción sobre las importaciones de cítricos de África del Sur, entrando en un cruce de declaraciones que hizo que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, hiciera una nueva reprimenda a los políticos: "Esto no es el club de la comedia"

En las redes sociales se comentaba precisamente la utilización de estos frutos para hacer símiles políticos. 

Este miércoles, Toni Cantó volvía a ser protagonista en las redes sociales tras su pregunta a la ministra Isabel Celáa sobre el "adoctrinamiento" en las escuelas, cuestionando cuánto estaba en su mano para evitarlo.

"Han renunciado a la Educación porque se la ceden automáticamente a sus socios nacionalistas. No garantizan el español en las aulas y no evitan el adoctrinamiento. Sabe el daño que hace. ¿Se ha planteado abandonar el PSOE como hizo Mújica tras la vergonzosa cena con Otegi o teme levantar la voz por si le purgan como se ha hecho con otros?

Él mismo explicaba en sus redes sociales lo sucedido en la cámara.