Ir a contenido

En YouTube

'Purl', el corto de Pixar contra el machismo y la discriminación en el trabajo

El estudio de animación lanza un poderoso mensaje para erradicar estas actitudes en el ambiente laboral

Cuenta la historia de un ovillo de lana rosa que es despreciada por sus compañeros, hombres blancos de mediana edad y que visten con traje

María Aragón

'Purl', el corto de Pixar contra el machismo y la discriminación en el trabajo

Pixar ha vuelto a dar que hablar con una de sus últimas producciones. La compañía estadounidense, que lanzó hace un mes Pixar SparkShorts—un programa de captación de nuevos creadores—ha puesto en marcha la difusión de cortos con diferentes temáticas.

El primero de ellos, 'Purl', ha sido recibido con gran crítica y aceptación por el mensaje que traslada. En este corto difundido a través de YouTube, Pixar ha querido hacer un manifiesto contra la discriminación y el machismo, y en favor de la integración a través de escenas cotidianas sucedidas en una oficina. 

Purl es un ovillo de lana rosa que llega con mucha emoción a su nuevo trabajo, B.R.O. Capital. Pero nada más entrar se encuentra en un territorio hostil, un lugar donde decenas de hombres blancos de clase media, vestidos con traje y peinados por el mismo patrón, dan de lado a Purl simplemente por ser diferente. 

Mientras Purl trata de trabajar con normalidad, ellos se dedican a reír, discutir, quedar para el gimnasio o cuchichear para comentar cualquier cosa sobre el ovillo. Purl llega a vivir escenas complicadas, como ser marginada en las conversaciones, no tener espacio en las reuniones o ser criticada al comentar cualquier cuestión. Incluso llegan a decirle que debe hacer propuestas "con más agresividad". 

Ante esta situación, Purl decide hacer un cambio radical en su aspecto y, aprovechando que los hombres han salido de la oficina, se hace un traje negro como ellos. Cuando vuelven, sorprendidos, ven otra actitud en Purl muy similar a la suya. Hace chistes malos, grita en las reuniones... E incluso trata de la misma manera a otro ovillo—esta vez amarillo—que aparece por el ascensor. 

Pero en un giro de los acontecimientos, y aquí es donde Pixar lanza el mensaje, Purl se arrepiente de su actitud y sale del ascensor para saludar al nuevo ovillo, Lazy, a quien presenta e incorpora al grupo para que su historia no se vuelva a repetir.