Ir a contenido

LARGA LUCHA

El 'hombre-árbol' vuelve al hospital

Después años de ingresos y 25 operaciones, el bangladesí Abul Bajandar tiene otra vez las manos llenas de verrugas

AFP

Abul Bajandar vuelve a tener las manos con enormes verrugas, lo que le obligará a pasar por quirófano.

Abul Bajandar vuelve a tener las manos con enormes verrugas, lo que le obligará a pasar por quirófano. / AFP

El bangladesí conocido como el hombre árbol por las verrugas con formas de cortezas que tiene en las extremidades está de vuelta una vez más en el hospital, donde tendrá que someterse a más operaciones. 

Abul Bajandar, de 28 años, sufre de epidermodisplasia verruciforme, una rarísima enfermedad genética. El caso de este exconductor, casado y con una hija pequeñam, dio la vuelta al mundo durante su primera admisión al hospital en Bangladesh en 2016.

Varias veces ya ha sido declarado curado de su dolencia por los facultativos del Hospital Universitario de la capital, Daca, y otras tantas veces ha recaído. En total, lleva 25 cirugías. 

"Su condición se ha deteriorado y creo que se necesitarán nuevas operaciones", ha explicado la cirujana plástica jefe, Samanta Lal Sen.

Dejó el tratamiento a medias

Los médicos aseguran que en mayo Bajandar se saltó el tratamiento. "Es un caso complicado y estábamos progresando, pero se fue a casa. Le pedí muchas veces que regresara pero no lo hizo", ha dicho la doctora. "Regresó al hospital el pasado domingo con su madre. Debió venir aquí hace seis meses. Llegó demasiado tarde".

De un color gris verdoso, las excrecencias deforman especialmente sus manos y las inutiliza. Desde hace años Abul Bajandar no puede trabajar, y los médicos le visitan de forma gratuita.

Hoy, "las verrugas incluso han crecido a nuevos lugares en mis pies y mis manos (...). Espero que los médicos me curen completamente esta vez", ha contado el paciente a AFP.

"He recibido el amor de mis compatriotas y nuestro primer ministro, y creo firmemente que algún día podré vivir como un hombre normal", ha agregado.

Otro caso similar

El mismo hospital también trató en el 2017 a una niña de Bangladesh con la misma enfermedad. Aunque le habían logrado quitar todas las verrugas, luego le brotaron en mayor cantidad. Su familia decidió interrumpir el tratamiento y llevarla de regreso a su aldea. 

Sigue a Extra en Facebook