Ir a contenido

DURANTE LA PRESENTACIÓN DE SU LIBRO

Michelle Obama le da una lección de moda a Sarah Jessica Parker

Las botas holográficas infinitas de Balenciaga, de 3.500 euros, que lució la exprimera dama de EEUU en la presentación de su libro causan furor entre los críticos de moda

Laura Estirado

Michelle Obama y Sara Jessica Parker, durante la presentación del libro de memorias de la exprimera dama.

Michelle Obama y Sara Jessica Parker, durante la presentación del libro de memorias de la exprimera dama. / FRANK FRANKLIN II (AP)

Tras el tour británico presentando su libro -con consejos a Meghan Markle incluidos-, Michelle Obama ha vuelto a Estados Unidos donde prosigue con las presentaciones. Este miércoles lo hizo en Nueva York, donde se hizo acompañar por una anfitriona de excepción, la actriz Sarah Jessica Parker. El show y el glamur estaban asegurados. La exprimera dama tenía el listón muy alto, pues la protagonista de Sexo en Nueva York  tiene una larga trayectoria como influencer en el mundo de la moda. 

La actriz que encarnó a Carrie Bradshaw durante seis años eligió un espectacular vestido de lentejuelas moradas con unas sandalias tornasoladas a juego. Pero la primera dama de EEUU dejó al auditorio ojiplático con un par de brillantes botas holográficas, doradas e interminables -acababan en la parte alta del mulso- de la colección primavera-verano 2019 Balenciaga de 3.900 dólares (unos 3.500 euros). Completaba el conjunto un vestido camisero dorado a juego con gran abertura delantera y lazada en la cintura. A pesar de su precio prohibitivo, las botas se agotaron en la tienda online de la firma, tras convertirse en trending topic en Twitter.

La propia abogada explicó durante la conferencia que su atrevido look  se debía en parte al buen consejo de su asesora de imagen, Meredith Koop. También recordó su paso por la Casa Blanca, del 20 de enero del 2009 al 20 de enero del 2017 -el mismo lapso de tiempo del que habla en sus memorias-, y cómo en aquella época seleccionaba a los diseñadores que la vestían siguiendo varios factores, desde la diversidad hasta si era buena persona.

Influencia en la moda

Era consciente durante aquella época de la influencia que ejercía en el mundo de la moda, pues vestido que se ponía, modelo que se agotaba en las tiendas en pocas horas. "Sabía que mi ropa era toda una declaración. Por eso decidimos usar esa plataforma para dar a conocer a jóvenes diseñadores que normalmente no recibían ningún tipo de atención. Esta es la razón, por ejemplo, por la que elegimos a Jason Wu para el vestido de inauguración y otras ocasiones", recordó Michelle.

Michelle Obama con el modelo de Jason Wu elegido para la inauguración del 2009. / AUTOR FOTO (FUENTE)

"No quería usar la ropa de alguien que no tuviera buen espíritu", resumió. 

"Ahora soy libre"

Ahora que ya no vive en la Casa Blanca, Michelle reconoce que "puede soltarse" más, tal como demuestran sus fabulosas botas glitter"Ahora soy libre de hacer lo que quiera", le explicó a Parker, agregando que no había que leer ningún mensaje detrás de la elección de las botas. "Simplemente me gustaron", dijo.

Parker y Obama charlaron durante más de una hora ante una audiencia completamente entregada en el Barclays Center en Brooklyn. Esta fue la última cita en la primera etapa de la gira de Michelle Obama, que ha agotado entradas en todo el país. Becoming (Mi historia) lleva vendidos tres millones de copias desde su lanzamiento, el mes pasado.