Ir a contenido

Vídeo viral

La campaña que pone el foco de la violencia machista en el agresor e interpela a los hombres para que intervengan

La Fundación AVON da la vuelta al mensaje habitual y trata de involucrar a los hombres para frenar la violencia contra las mujeres

Lanza tres vídeos sobre el acoso callejero, la violencia sexual y la violencia doméstica

Mamen Hidalgo

La campaña que pone el foco de la violencia machista en el agresor e interpela a los hombres para que intervengan

La campaña sobre la violencia contra las mujeres que triunfa en redes tiene una reacción común: por fin el foco son ellos.

La Fundación AVON, un proyecto argentino para la defensa del bienestar y la salud de las mujeres, ha girado el tono de las campañas, donde habitualmente son las mujeres las que perciben mensajes sobre los cuidados que debe tener, en quién no debe confiar, o cómo tiene que denunciar. 

Ahora, en una campaña revolucionaria y muy aplaudida por el feminismo en las redes sociales, AVON sitúa claro el foco y el mensaje. Son los hombres los que deben dejar de violentar a las mujeres. Y son los hombres los que tienen que dar un paso adelante y ayudar a parar a esos violentos. 

En un primer vídeo tratan el acoso callejero a través de dos amigos. Uno de ellos acelera la moto ante una mujer a la que lanza frases como "estás para secuestro" o "¿sabes todo lo que te haría?" El amigo le pide parar. "¿No te das cuenta de que la asustas?", a lo que él responde: "Mira el pantalón corto que se pone, le gusta, le encanta regalar". 

Pero el amigo se pone serio: "¿Depende de cómo se viste que pueda andar tranquila por la calle? Le estás traumando. Es violento lo que estás haciendo. No entiendo que te divierta que se asuste. Le estás acosando. No está bien que salga a la calle con miedo. ¿Eres un animal que no te puedes controlar?" 

En definitiva, un vídeo sobre el miedo de las mujeres por la calle y la violencia que sufren. Así que apelan al resto de hombres: "No te quedes sin hacer nada cuando ves que pasa esto". 

En un segundo vídeo tratan la violencia sexual a través de los móviles. Uno de ellos manda un vídeo de una mujer desnuda a través de whatsapp, y el amigo se lo reprocha: "Te pidió que la borraras, hiciste lo contrario y ahora está su foto en todos lados. Le expones sin su consentimiento. ¡La tienes que respetar! No es muy complicado. No es manera de tratar a una mujer. Es humillante". 

El mensaje es muy claro: sin consentimiento de otra persona, no se puede sacar fotos o vídeos, porque es violencia. Y matizan: "Aunque acepte hacerse esas fotos, puede que no quiera compartirlo con nadie". Así que vuelven a apelar a los hombres, a pedirles que sean ellos los que frenen estas acciones de sus amigos. Y, por supuesto, no compartir las fotos que les llegan para poder cortar la cadena.

El tercer y último vídeo es sobre violencia doméstica. Un hijo que interviene en una situación de maltrato y reprende a su padre: "Maltratas a mamá. La ninguneas. Le controlas todo lo que dice, lo que hace, lo que gasta, si se arregla... Le dices cosas horribles, la dejas en ridículo delante de todos, la tratas de ignorante delante de sus propios hijos". Él considera que exagera, pero el hijo sigue: "Es maltrato. Es violencia". Y el padre carga contra el feminismo: "Ahora resulta que todo es violencia". 

Es violencia y no sirve de justificación que él diga que la quiera, a su manera. "Si tanto la quieres, trátala con respeto, con amor y con cariño".  

Violencia silenciosa y constante que no mata. "Mentira. Mata igual. Mata la alegría. Mata las ganas de vivir, la confianza y la libertad". Con este mensaje, animan a los demás a frenar la violencia que ven en su entorno haciéndoles ver cuánto daño hacen a una persona. 

Este cambio de foco ha sido celebrado en las redes sociales, donde se ha puesto de manifiesto la importancia de ver a hombres que "disiden del patriarcado" y se ponen del lado de las mujeres en esta lucha.