Ir a contenido

Triunfa en Instagram

La joven marroquí que refleja la violencia contra las mujeres en el mundo árabe a través de la fotografía

Fatima Zohra Serri utiliza su gran pasión, la cámara, para hacer reflexionar a las mujeres de su país

Una compresa sobre la frente o la imagen de un hiyab entre unas piernas son algunas de sus imágenes reivindicadoras

María Aragón

La joven marroquí que refleja la violencia contra las mujeres en el mundo árabe a través de la fotografía

En su última publicación en Instagram, muestra las dos caras de una misma moneda. O, en este caso, de la misma mujer: unas largas y finas piernas que se posan sobre unos zapatos de tacón. Al mismo tiempo, reflejada en un espejo, vemos el torso y la cara de la protagonista. Pero nada más, porque la cubre un hiyab. 

Fatima Zohra Serri es una fotógrafa marroquí que trata de concienciar de la violencia contra las mujeres y la desigualdad en todo el mundo pero en su país particularmente. 

Esta joven artista quiso estudiar fotografía pero su padre no le dejó al considerar que tenía que estudiar y trabajar cerca de su ciudad natal, Nador. Pero la necesidad de expresar le llevó al autoaprendizaje en cuestión de imagen y a volcar todo su talento en las redes sociales, donde tiene miles de seguidores. 

Especialmente en Instagram, trata de concienciar sobre los problemas a los que se enfrentan en Marruecos.  Por ejemplo, cuando ella es criticada por ser 'Awrah', una mujer que no cumple con lo que marca la religión en aspectos como la vestimenta, un término que trata de avergonzar a las mujeres que tienen un estilo de vida más próximo al occidental. 

"Mis compañeros hombres siempre me dicen que baje la voz cuando intento expresarme; o si se me sale un mechón de pelo de la bufanda, todo el mundo señala que debería volver a meterlo", explica en una entrevista en Vice Arabia."Incluso mis compañeras del trabajo dicen que se debería evitar usar perfume porque estimula a los hombres". 

Esta sensación la plasma a través de la fotografía, donde incluye flores que muestran que la belleza no debería esconderse. 
 


Su familia no estaba de acuerdo con esta pasión por la fotografía, aunque más tarde tuvieron que aceptarlo y acabaron por seguir su trabajo a través de las redes sociales. Especialmente su madre. Sin embargo, hay un par de imágenes que les ha molestado especialmente, sobre todo una en la que utiliza una compresa para hablar de un tema completamente tabú

Fatima tampoco se ha librado de esa violencia pese a ser quien pone el objetivo en ella. Recuerda cómo lloró la primera vez que le obligaron a llevar un hiyab. "Estoy intentando concienciar sobre estos detalles de nuestras vidas a través de la fotografía".