Ir a contenido

HILO EN TWITTER

La osa y el osezno del vídeo viral huían de un dron

Un tuitero analiza el vídeo viral para arremeter contra el responsable de las imágenes

El estrés causado por el objeto volador obligó a los animales a atravesar una ladera muy peligrosa

Luis Benavides

Una captura del vídeo viral protagonizado por una osa y un osezno en una montaña nevada.

Una captura del vídeo viral protagonizado por una osa y un osezno en una montaña nevada. / YOUTUBE

Las imágenes del osezno intentando llegar a la parte más alta de una montaña nevada, siguiendo los pasos de su madre, ha dado la vuelta al mundo. El vídeo acumula miles de reproducciones en internet. Algunos tuiteros han visto en esta historia con final feliz una lección de perseverancia y superación que muchos seres humanos podrían aplicarse a su día a día. “Todos podríamos aprender una lección de este bebé oso: mira hacia arriba y no te des por vencido”, tuiteaba un internauta.

Sin embargo, un tuitero conocido con el seudónimo de Dr. Bioblogo, interesado en temas científicos, no ha visto una lección de vida: ha creado un hilo para denunciar el acoso sufrido por los dos plantígrados. “Una persona utiliza un dron  para acosar a una osa y su osezno. Tanto es el estrés, que la madre opta por huir lo más rápido posible atravesando una ladera muy peligrosa”, tuitea este biólogo, bloguero y "con un doctorado", según detalla en su página blog. “Yo casi aseguraría que no habrían seguido esa ruta ni de coña de no ser por el dron que les persigue”, añade en su primer publicación.

Ruta peligrosa

En los siguientes tuits, otros 16, encadenados en forma de hilo, Dr. Bioblogo va más allá y desgrana el contenido del vídeo para demostrar que el responsable de la historia, que podría haber acabado en tragedia, es un dron. “Cuando (el osezno) logra recuperarse y casi alcanza a su madre, el dron se acerca. La madre mira directamente al dron y ataca cuando está más cerca. Eso causa que el osezno caiga mucha más distancia”, asegura, en referencia al zarpazo que suelta el ejemplar adulto en el minuto 1:18 del vídeo.

El osezno podría haber muerto perfectamente”, afirma este tuitero con más de 5.000 seguidores, que lamenta que el resto de internautas solo vea el vídeo “como una bonita e inspiradora historia de superación” sin plantearse nada más. “Y así nos va”, apostilla.

En los siguientes tuits denuncia que “falta una mirada crítica”, y carga contra los medios de comunicación y estrellas de Twitter por contribuir a la viralización de cierto contenido sin preguntarse cómo es conseguido o las consecuencias que pueden comportar. “El vídeo generará dinero como ‘clickbait’ y la gente optará por incordiar con drones a la fauna hasta conseguir el vídeo más impactante”, asegura, para arremeter después contra los que defienden que el “dron no ha causado nada” porque “no se acerca, usa el zoom”.

Vídeo completo en YouTube

En este sentido, el vídeo del pequeño oso cayendo una y otra vez por la montaña nevada, desconcertado por un dron, fue subido originalmente en el canal ViralHog de Youtube el pasado 2 de noviembre, donde acumula casi 800 'dislikes' (no me gusta) y numerosos comentarios negativos. Los responsables del canal aseguran que los hechos sucedieron el pasado 19 de junio en Magadan, Rusia.