Ir a contenido

MODELO SIN DIPLOMACIA

La viuda de Bowie está harta de selfis

Iman se cansa de los fans que la abordan para hacerse fotos y contarle lo mucho que sienten la muerte del músico

Iman y David Bowie, en un acto benéfico en Nueva York, en el 2002.

Iman y David Bowie, en un acto benéfico en Nueva York, en el 2002. / AP

En cuanto un fan la reconoce por la calle, la escena se repite, y ella asegura que empieza a estar harta. Iman, la viuda de David Bowie, ha revelado que está cansada de hacerse selfis y de aguantar el mismo cuento del fan sentimental y doliente que le suelta eso de "siento mucho tu pérdida".  

"¿Cómo puedes decir que lo sientes? No te puedes comparar con quien ha perdido a un marido y a un padre", reflexiona la modelo somalí en unas declaraciones al portal 'on line' Net-a-porter. Y afirma que les dice a los fans que le dan la paliza: "¡No me toques! Haz la foto y ya está". Iman, de 63 años, es empresaria de moda y estuvo casada con Bowie desde 1992 hasta que el músico británico falleció, en enero del 2016,  a los 69 años debido a un cáncer de hígado. Tuvieron una hija, Alexandria, que ha cumplido los 18 y sobre la que se han cernido los cazatalentos de las agencias de modelos. Pero mamá Imán no traga: "Ya sé por qué la quieren, porque es la hija de David Bowie".

Imán también declara en la entrevista que, a pesar de que se siente "muy sola", no se le pasa por la cabeza volver a casarse, al menos "no de momento".