Ir a contenido

#Apartinetes

La 'liga de apartinetes': los peatones se organizan para combatir los patinetes en las aceras de Madrid

Decenas de personas comparten en redes sociales cómo colocar los patinetes: recomiendan los aparcamientos

Varios colectivos, incluida la ONCE, alertan de la falta de civismo y la dificultad que supone su presencia en las aceras

María Aragón

La 'liga de apartinetes': los peatones se organizan para combatir los patinetes en las aceras de Madrid

Los peatones han entrado en guerra contra los patinetes en Madrid. Aunque el Ayuntamiento ha regulado su uso y ha prohibido la circulación por las aceras, su presencia en éstas muchas veces supone un obstáculo para los demás. 

La colocación en cualquier parte de este nuevo método de transporte en la capital ha supuesto que muchos usuarios se organizasen para seguir el consejo de Miguel Álvarez, un joven que utilizó Twitter para animar a apartarlos de los lugares donde dificulten andar, especialmente pensando en personas con alguna discapacidad.

Lo que en su momento denominó como Liga de Defensa de las Aceras se ha convertido en 'liga de apartinetes', que básicamente consiste en apartarlos para un mejor acceso de los peatones, compartiendo este acto en las redes sociales para multiplicar su difusión.

La idea es colocar los patinetes en lugares donde no molesten, y para ello recomiendan dejarlos en plazas de aparcamiento donde habitualmente se sitúan motos y coches. Aunque este aparato suena y se ilumina cuando se desplaza sin haberlo usado en la app, muchos ciudadanos se han puesto manos a la obra siguiendo el ejemplo de Miguel.

La ONCE ya advirtió del problema que suponía la falta de civismo a la hora de devolverlos.

Así que los usuarios se han puesto en marcha para limpiar las aceras.


Incluso se ha dado una unión entre quienes colocan patinetes y quienes hacen lo propio con las bicicletas.

Siguen sumando día y noche, porque es una actividad que por ahora requiere tiempo y esfuerzo, pero ya son centenares de patinetes colocados en su lugar con el objetivo de concienciar.

Y se empiezan a ver resultados. El propio impulsor de la actividad lo celebró así: