Ir a contenido

Difundidas por TV3

Encuentran a un corzo con la cabeza metida en una garrafa de plástico en Barcelona

Una espectadora de El temps de TV3 envía estas tristes imágenes que encontró en l'Obac: "No pudimos hacer nada"

María Aragón

Encuentran a un corzo con la cabeza metida en una garrafa de plástico en Barcelona

En los últimos tiempos acostumbramos a ver animales sufriendo las consecuencias de la dejadez del hombre. Peces que nadan entre plástico, tortugas atrapadas e infinidad de escenas que se lamentan en las redes sociales pero continúan sucediéndose.

La última se ha producido en Barcelona y tiene como triste protagonista a un corzo con la cabeza atrapada en una garrafa de plástico.

Así lo difundía El temps de TV3, con una imagen enviada por una de sus espectadoras.

Las fotografías estaban acompañadas de un texto donde explicaba que la escena se había producido en l'Obac, en el camino de la Pastora.

"Nos hemos encontrado al pobre animal que había metido la cabeza en la garrafa y no la podía sacar. Hemos intentado agarrarlo pero ha salido corriendo y no hemos podido hacer más", lamentaba.

Al compartir las imágenes en las redes sociales, algunos usuarios también explicaban que las escenas son habituales, como la de este gato que había metido la cabeza en otro plástico. "Afortunadamente llegamos a tiempo". 

El aumento de los vertidos de plástico en plena naturaleza es alarmante, y las organizaciones internacionales ya han puesto la alerta en este comportamiento humano, lanzando campañas para evitar que más animales se vean atrapados y mueran.

WWF, por ejemplo, trató de concienciar sobre los vertidos al mar a través de la petición de prohibir los plásticos de un solo uso. 

El problema no sucede solo en España, sino que es universal. Y en los últimos meses hemos visto más escenas de animales luchando contra un hábitat cada vez más hostil, como cuando un científico chino grabó a esta tortuga tratando de anidar en un estercolero de plástico. Imágenes que se repiten constantemente y que se lamentan sin ponerle freno.