Ir a contenido

'Hoy la bestia cena en casa'

La nueva canción de Zahara se convierte en un himno contra los vientres de alquiler y el "misógino liberal"

Las redes celebran el nuevo tema de la cantante y muchos tuiteros coinciden: el personaje les recuerda a Albert Rivera

María Aragón

La nueva canción de Zahara se convierte en un himno contra los vientres de alquiler y el "misógino liberal"

"Si eres tan valiente
Préstame tu vientre
.
Véndeme los hijos que tengan tus hermanas.
Déjame que beba un poco de tu sangre.
Sácate los ojos, alquílame tu carne".

La letra la firma Zahara y en apenas unas horas, tras miles de reproducciones en las distintas plataformas, su videoclip se ha convertido en un himno para quienes luchan contra el "machista liberal". O, como dice el actor protagonista del vídeo, Martí Perarnau, el "ratilla liberal".

El tema en cuestión se llama 'Hoy la bestia cena en casa' y es el primer single de Zahara en tres años. En el vídeo, un gran reflejo de la letra de la canción, Macarena García invita a cenar a casa a un hombre que representa a un machista liberal, un hombre misógino al que invita a prestarle su vientre con mucha ironía: "Tan guapo, tan desnudo, tan rastrero, tan segundo". 

Rápidamente las redes se apresuraron a hacer conexiones, y Twitter se llenó de mensajes en los que hacían una clara alusión al líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

Lejos de generar más polémica, y de forma muy sutil, la propia cantante se ha apresurado a decir que explicar lo que piensa con esa letra, o a quién se refiere, perdería la magia.

"Ese párrafo es tan explícito que se contesta solo, lo elegante o interesante es decirlo así y que la gente reflexione sobre ello", dice en una entrevista en El País. Aunque prefiere no poner un nombre o una cara a esa imagen, ya que es representativa, dice, de muchos hombres con poder. 

¿Qué llevó a Zahara a volver apostando tan fuerte por un tema social tan polémico? Volver a los orígenes, a expresar lo que sentía y opinaba sobre determinados aspectos de la vida.

En eldiario.es, reconoce que hace años no tenía una opinión clara, pero cuando comenzó a mirar con atención vio que no podía quedarse indiferente sobre los vientres de alquiler: "Se me partía el corazón al imaginar a estas mujeres desesperadas que recurren a esto para sobrevivir, que reciben tratamiento psiquiátrico para aprender a desprenderse de sus hijos". 

No es la primera vez que Zahara habla públicamente de algún tema relacionado con la maternidad. El pasado verano hablaba precisamente de su primera experiencia como madre, en la que reconocía que lo había pasado muy mal: "Fue duro ver que mi marido se incorporaba a trabajar y yo lo único que podía hacer era sentarme a su lado sin nada que contar. Estaba físicamente mal y encima anímica, emocional y profesionalmente también".