Ir a contenido

Educación sexual

El vídeo del Salón Erótico de Barcelona que carga contra el "porno machista" y los jueces de La Manada

Critica a una sociedad que ha dejado el aprendizaje del sexo en manos de un "porno machista"

Tendrá lugar del 4 al 7 de octubre en el Pabellón Olímpico del Valle de Hebrón

Mamen Hidalgo

El vídeo del Salón Erótico de Barcelona que carga contra el "porno machista" y los jueces de La Manada

Y tú, "¿Cómo aprendiste a follar?" Se lo pregunta el Salón Erótico de Barcelona en su vídeo promocional de 2018, un evento que tendrá lugar del 4 al 7 de octubre en el Pabellón Olímpico del Valle de Hebrón de Barcelona.

En el vídeo hace una crítica a la sociedad por la ausencia de educación sexual y cómo se ha dejado el aprendizaje del sexo en manos de un "porno machista", donde las mujeres son objetos, y apela a un cambio necesario que evite sentencias como las de La Manada y minutos de silencio.  

La protagonista del vídeo trata de desgranar el aprendizaje a través del sexo, llevando al espectador por distintas etapas o situaciones en las que todas tienen un denominador común: pornografía. Primero con fotografías, después en televisión y ahora en los móviles. "De ellos has aprendido cómo, cuando y por dónde meterla. En una sociedad sin eduación sexual, el porno es tu libro de instrucciones"

Y aquí es donde, recalcan, viene el problema. No solo has aprendido qué es el sexo. "También has aprendido que alguien con este escote—dice señalando a una mujer—tiene hambre de polla. Que sin arcada no hay mamada, y que el alcohol es una oportunidad".

Mensajes que dejan un porno que fomenta actitudes violentas y quitan la voz a las mujeres, llegando así al momento en el que deja entrever una relación directa entre estas escenas habituales y la sentencia de La Manada. A través de imágenes de cómo varios jóvenes rodean a una chica, recuerda cómo has aprendido que "si no hay resistencia, no hay violación".

"El porno más machista seguirá siendo la única clase de educación sexual a la que asistirá tu hijo. Y tu hija", añade. "Y mientras siga así seguiremos fabricando violadores en manada. Seguiremos acumulando minutos de silencio y seguiremos estando en manos de jueces que crean que una violación es un jolgorio sexual. En una sociedad sin educación sexual era obligatorio que el porno cambiara".