Ir a contenido

#feminismoymedios

Las periodistas denuncian el acoso que sufren en las redes sociales y la tiranía de la imagen en televisión

Directoras como Ana Pastor o Pepa Bueno ponen el foco en un acoso que condiciona su trabajo en los medios

María Aragón Mamen Hidalgo

Las periodistas denuncian el acoso que sufren en las redes sociales y la tiranía de la imagen en televisión

Silencian, condicionan y hacen dudar. Los comentarios machistas en las redes sociales, especialmente en Twitter, son una constante para las periodistas, que sufren un acoso constante cada vez que informan o tratan de dar su opinión respecto a un tema de actualidad.

Así lo han denunciado en las jornadas de 'Feminismo y Medios' organizada por la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) en el Ayuntamiento de Madrid, donde se ha estrenado el documental 'Spain On the Line' sobre este acoso digital a periodistas españolas. 

La presidenta de la plataforma, Virginia Pérez Alonso, destacó que en 2017 casi la mitad de las periodistas sufrieron abuso sexual, troleo online y otras formas de violencia durante su trabajo. La consecuencia es "la desaparición de voces femeninas del espetro público cuando precisamente esas voces son las necesarias para la libertad". Según los informes que citó, en los últimos meses se ha producido un aumento de acoso y amenazas online contra periodistas que afecta especialmente a las mujeres por la intensidad de los insultos y las campañas de misoginia. 

El tema también ha sido abordado por el panel de mujeres al mando en el periodismo, donde Ana Pastor (El Objetivo), Pepa Bueno (Hoy por hoy), Ana Pardo de Vera (Público), Magda Bandera (La Marea) y Carmen Aguilera (El Intermedio) han dado algunas de las claves al respecto.

La periodista Ana Pastor, que ya denunció en diferentes ocasiones el acoso que sufre en redes sociales, lamentó que en España se detengan a personas por hacer chistes pero no pase lo mismo con estas mujeres. En este sentido, todas coincidieron en la necesidad de instaurar protocolos en las que tienen que intervenir las propias plataformas donde se escribe. 

Se trata de comentarios que tienen un impacto emocional en quienes los reciben y que pueden condicionar el trabajo con la autocensura por el miedo a recibir insultos y amenazas. Ante esto, las protagonistas de este debate coincidieron en que, aunque en el inicio de las redes sociales se respondía a todo, ahora tratan de bloquear o silenciar para no alimentar a esas personas que atacan desde el anonimato.

En este sentido, la directora de Público Ana Pardo de Vera cree que el objetivo claramente es "silenciar" a las voces femeninas con poder, y reconoció que durante temporadas ha tenido que cerrar Twitter porque le afectaba lo que leía. "Pero al final regresas a lo que eres y representas". 

Respecto a los insultos, también consideraron que había un sesgo y una reacción machista: "Mientras ellos son críticos, tú estás mal follada", decía Pepa Bueno en su intervención.

La tiranía de la imagen

Además del acoso a las mujeres, las ponentes analizaron otros aspectos de las mujeres en los medios de comunicación como las cuotas, el techo de cristal, la ausencia de mujeres racializadas o los enfoques con perspectiva de género. 

Uno de los momentos de más discrepancias se produjo respecto a la imagen en televisión. ¿Hay un canon de belleza a la hora de elegir a las comunicadoras que ejercen en este medio? Pepa Bueno lo tiene muy claro: "Hay un patrón estándar de belleza. Los hombres tienen una diversidad física que nosotras no tenemos". 

Ana Pastor añadía algunos matices al respecto, y aunque reconoce que hay una imposición, como cuando le dicen por redes que se tiña las canas, "algo que no le dicen a Franganillo", considera que no se puede entrar en el debate de juzgar a alguien por su físico o por su estética, "siempre que lo hayan elegido".

Un opinión con la que Pepa Bueno claramente discrepaba: "Hay una evidencia, un patrón que se le exige a las mujeres: ¿Estamos de acuerdo en que la variedad física es mayor en ellos que en nosotras? Lo que está claro es que tú y yo no podríamos presentar un informativo con canas como Lorenzo Milá". 

Al respecto, la directora de El Intermedio dijo que aunque es cierto que la imagen individual sigue penalizando a las mujeres, las que están ahí lo están "porque son buenas informando", y que hay un espacio donde la telegenia es muy importante: "Yo busco que den solvencia y credibilidad, pero si además tiene buena imagen, sumamos".