Ir a contenido

DEPREDADOR POR NATURALEZA

¿Castrar gatos? La solución de un pueblo de Nueva Zelanda para proteger a su fauna nativa

Los propietarios de felinos domésticos en el pueblo de Omaui tendrán que castrar, poner microchip y registrar a sus mascotas

Científicos conservacionistas advierten que los gatos están entre las 100 peores especies invasoras no nativas del mundo

El Periódico

Un gato bebé durmiendo plácidamente

Un gato bebé durmiendo plácidamente / Laura Gómez (Archivo)

Si eres un amante empedernido de los gatos y vives en Omaui (Nueva Zelanda), estás de muy mala suerte. El pequeño pueblo de la costa sur del país pretende prohibir a estos curiosos felinos como animales de compañía. El motivo: proteger la frágil fauna nativa del lugar. A diferencia de otros animales, muchos gatos domésticos continúan conservando su instinto depredador, por que lo que cuando van a 'darse un garbeo' y avistan una posible presa la atacan de forma automática.

Esta polémica iniciativa, propuesta por Environment Southland, la agencia ambiental del gobierno, se engloba dentro del plan de Nueva Zelanda de convertirse en un lugar libre de depredadores antes de 2050. Este plan, anunciado en 2016, indica que el coste estimado de los daños provocados por las especies introducidas para la economía es de 3,3 billones de dólares al año, según informa The Guardian.

"Tu gato puede vivir su vida natural en Omaui, haciendo felizmente lo que hace. Pero cuando muera, no podrás reemplazarlo", ha dicho Ali Meade, el gerente de operaciones de bioseguridad del Ayuntamiento. Si se aprueba la medida, los propietarios de gatos deberán castrar, poner microchip y registrar a sus mascotas ante las autoridades locales. 

Indignación popular

Muchos neozelandeses -y personas de otras partes del mundo- han reaccionado airadamente en las redes sociales ante esta nueva normativa y han señalado que los venenos, los automóviles y los humanos, entre otras cosas, también dañan a las especies nativas. Nico Jarvis, habitante de Omaui, ha explicado al Otago Daily Times que está conmocionada y planea tomar acciones legales. Sus tres gatos, señala, son los únicos que pueden combatir el problema masivo de roedores que hay en la zona en la que habita: "Si no puedo tener un gato, casi no es saludable para mí vivir en mi casa".

Especie invasora

Muchos científicos y ambientalistas han advertido que los gatos están entre las 100 peores especies invasoras no nativas en el mundo. Peter Marra, quien encabeza el Centro de Aves Migratorias del Instituto Smithsonian, asegura que al menos 63 extinciones de especies a nivel global están vinculadas a las poblaciones crecientes de gatos, lo que se potencia en áreas con ecosistemas altamente sensibles, como en Nueva Zelanda. “Suena extremo. Pero la situación está fuera de control”, sentencia.

   
   
      

Sigue a Extra en Facebook

     
       
       
              
               
   
0 Comentarios
cargando